Mordeduras de serpientes en los recién nacidos


Se estima que en Estados Unidos se producen 8 000 mordeduras de serpientes venenosas, las cuales ocasionan 12 a 15 muertes. Más de la mitad de estos fallecimientos ocurre en niños menores de 12 años.
En Estados Unidos se encuentran cuatro géneros de serpientes venenosas en libertad que tienen importancia médica. Las cinco especies de serpientes de coral (Micrurus) pertenecen a la familia Elapidae y las serpientes con hoyuelos en la cabeza (pit vipers) a la Crotalidae e incluyen las víboras de cascabel grandes (Crotalus), las de cascabel pigmeas (Sistrurus), las serpientes boca de algodón y las cabeza de cobre (Agkistrodon).
Las víboras de coral son diferentes a las de hoyuelos en la cabeza. Tienen colmillos cortos y fijos y deben masticar a la víctima para envenenarla.” Son muy coloridas, con bandas transversales de color negro, amarillo o blanco, rojo, amarillo y negro. La nariz es negra. La serpiente rey escarlata no venenosa también tiene bandas de colores alternados. Sin embargo, en ésta las bandas son rojas, negras, amarillas, negras y rojas, sin la proximidad del rojo y el amarillo, de ahí las rimas “rojo sobre amarillo mata al amigo” y “rojo sobre negro no lastima al sujeto”.
Las serpientes con hoyuelos en la cabeza poseen dos colmillos similares a agujas a través de los cuales inyectan el veneno. Su cabeza es triangular y el “hoyuelo” característico se encuentra entre la narina y el ojo. Las serpientes venenosas tienen pupilas elípticas con eje vertical y las no venenosas pupilas redondas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario