Mordeduras humanas en los recién nacidos


La boca humana alberga una variedad de patógenos, entre ellos estafilococos, estreptococos, espiroquetas, fusoespirilo de Vincent y otros. Las lesiones por mordedura humana son casi siempre de tres variedades: la mordedura por otra persona, la lesión en la mano ocasionada por golpear a otra persona en la boca y la mordedura de la lengua o labio autoinfligida.
Todas ellas deben examinarse cuidadosamente en busca de lesión hística profunda y se limpian y desbridan según sea necesario. Se debe instituir profilaxis para el tétanos, así como tratamiento con antibióticos. La combinación de penicilina y dicloxacilina protege satisfactoriamente contra la flora sospechosa.
La exposición a enfermedades virales por mordeduras humanas es rara, pero posible. La hepatitis B puede transmitirse por la mordedura de un portador; se recomienda la inmunoglobulina contra hepatitis B y la vacuna específica. La situación inversa de morder a un portador no requiere tratamiento, a menos que haya alguna lesión mucosa en la boca del sujeto que muerde.
Aunque la transmisión del virus de inmunodeficiencia humana por una mordedura humana aún es controversial, hay un informe bibliográfico de tal infección

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario