Ojos: Cuidados para una vista saludable


Cada dos años, salvo instrucción expresa del oftalmólogo o el conocimiento de alguna enfermedad familiar importante, todas las personas deberían acudir a un control oftalmológico. Según el doctor Jorge Abujatum, oftalmólogo de Clínica Alemana de Santiago, es signo de alerta “cualquier pérdida de visión central o periférica; visión de chispas o rayos de luz fugaces en forma reiterada”.

También explica que frente a reiteradas jaquecas, la persona debería consultar al especialista, al menos una vez. Asimismo, la alimentación sana y balanceada -como para el resto del organismo- ayuda al bienestar de los ojos.

Los cuidados básicos se deben a que estos órganos son sumamente delicados, especialmente aquellos que tienen tendencia a la sequedad. A continuación, el doctor Abujatum entrega algunas indicaciones para tener una visión sana.

– ¿Frente a qué situación anormal la persona debería acudir al oftalmólogo?
Los síntomas que deben llevar a una consulta oftalmológica impostergable son visión borrosa en la mirada al frente o en el campo de visión periférica; inflamación -con o sin secreción- en los ojos; dolor ocular o intolerancia a la luz; falta de simetría en las pupilas; visión doble constante o intermitente, y falla en la posición o movimiento de los párpados o de los ojos. Ésta no es una lista exhaustiva de motivos para consultar al especialista. A esto hay que sumar cualquier condición de anormalidad en la visión, principalmente en los niños.

– ¿Cómo se deben cuidar los ojos?
En primer lugar, leer con buena luz proveniente de una fuente que no proyecte sombra sobre el plano de lectura. Además, tener el hábito de ir al oftalmólogo en presencia de un síntoma sin explicación. No automedicarse gotas y usar protección con anteojos provistos de buenos filtros ultravioleta en meses de mucha luminosidad, en particular, en paseos en la naturaleza, donde la exposición a la luz solar puede durar horas. Así también, en sitios de gran reflexión UV, tales como superficies de ríos y mares; cuando se va a pescar y a cazar, en la playa y en la nieve. En la ciudad siempre es bueno usar anteojos de protección en las horas de mayor luz solar. A esto se suma el uso de gotas humectantes de lágrimas artificiales en presencia de sensación de sequedad en los ojos, 2 o 3 veces al día.
– ¿Se debe usar anteojos de sol en verano e invierno?
Su uso es recomendable en los días luminosos en cualquier circunstancia, principalmente, en paseos en que uno se expone al sol durante largo tiempo.

– El uso de gotitas para el rojo del ojo o de lágrimas artificiales, ¿está contraindicado si no han sido recetadas por un especialista?
Ambas se pueden usar libremente en forma prudente y con frecuencia baja, una o dos veces al día. Cabe destacar que si la aplicación de estas gotas no alivia un síntoma que pretendíamos reducir, debe suspenderse su uso e ir al oftalmólogo.

– Además del sol, ¿qué factores medioambientales o de la vida diaria afectan la salud del ojo?
La polución ambiental es responsable de conjuntivitis catarrales y conjuntivitis alérgicas. Además, afectan los alergenos permanentes como microhongos en el polvo de las habitaciones y pólenes estacionales. Los pelos y caspa dérmica de animales regalones, particularmente gatos, también ocasionan conjuntivitis alérgicas.

Asimismo, el aire acondicionado seca el ambiente, lo que afecta a quienes usan lentes de contacto y a los que tienen ojos secos. Si bien el computador no es nocivo, denuncia fácilmente si alguien tiene un defecto pequeño de visión, porque es más exigente que la lectura en papel. De ahí que la gente se cansa usándolo por mucho tiempo.

– Con un cuidado adecuado de los ojos ¿se puede retrasar la presbicia?
No. Lo único que puede retrasarla, un poco, es la postergación de anteojos de lectura el tiempo que sea posible, sin afectar el desempeño del paciente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oftalmología.




Deja un comentario