OSMOTERAPIA después de una lesión en la cabeza de un niño


La administración intravenosa de manitol tiene un efecto expansivo inmediato del plasma que reduce el hematócrito y la viscosidad sanguínea, aumenta el riego cerebral y origina una mejoría del aporte de oxígeno. Los efectos benéficos del manitol en la PIC elevada y el flujo sanguíneo cerebral duran entre 90 minutos y seis horas, según sea el estado clínico del paciente. Son más eficaces los bolos intermitentes de manitol que una venoclisis continua.35 La dosis que se recomienda en la población pediátrica es de 0.25 g/kg en bolo cada cuatro a seis horas. Se mide periódicamente la osmolalidad sérica y debe conservarse entre 300 y 320 mosm.
No debe suministrarse manitol durante la reanimación inicial de un niño con una LCT, a menos que exista una declinación neurológica progresiva o signos de herniación transtentorial comprobados. Es necesario tener cuidado cuando se administra manitol porque la diuresis concomitante puede potenciar hipotensión y choque.

Califica este Artículo
3 / 5 (1 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario