Otitis externa maligna: La importancia de un diagnóstico temprano


Habitualmente, se relaciona la otitis externa con una enfermedad de tratamiento simple que afecta principalmente a los niños, aunque no es infrecuente en adultos. Sin embargo, en ocasiones esta patología puede transformarse y ser una amenaza para quien la padezca.

La otitis externa maligna es una complicación de la otitis externa, más conocida como oído de nadador. El doctor Jorge Preisler, otorrinolaringólogo de Clínica Alemana, explica que “generalmente, es detectada luego de ser manejada con un tratamiento convencional que no da resultados, y la salud del paciente empeora”.

El principal síntoma se aprecia en el examen de oído cuando se visualiza un tejido de aspecto granulomatoso. Además, se produce un persistente drenaje -de color amarillo o verde amarillento-, pérdida de la audición, dolor de oído que se siente en lo profundo y que puede empeorar al mover la cabeza, prurito en el conducto auditivo y fiebre.

“Cuando se sospecha que se está frente a una otitis externa maligna, es importante tomar un cultivo del oído, con el propósito de buscar hongos o bacterias, generalmente las Pseudomonas aeruginosa, asegura el otorrinolaringólogo.

Asimismo, para confirmar el diagnóstico, se buscan señales de una infección del hueso adyacente al conducto auditivo, y se realizan exámenes de imágenes como el cintigrama con Tecnecio 99.

“Hay que tener en cuenta que la otitis externa maligna es infrecuente y afecta, principalmente, a diabéticos descompensados y con sistemas inmunitarios debilitados”, asegura el doctor Preisler.
El manejo de esta enfermedad consiste en un tratamiento muy agresivo, para lo cual el paciente debe permanecer hospitalizado por seis semanas con antibióticos endovenosos, además de gotas antibióticas y analgésicos.

La infección puede producir alteraciones importantes como compromiso de algunos nervios craneanos, el más común es la parálisis facial momentánea.

Lo habitual es que el paciente salga adelante y no quede con secuelas. Sin embargo, y aunque es poco frecuente, si se produce un absceso cerebral puede haber consecuencias neurológicas e incluso riesgo de muerte. “Para que lleguen a ese extremo, el diagnóstico debe ser muy tardío”, enfatiza el especialista.
Prevención
Para evitar la infección del oído externo se deben secar los oídos cuidadosamente después de la exposición a la humedad, evitar nadar en aguas contaminadas y proteger el conducto auditivo cuando se aplican aerosoles y tintes para el cabello (si se es sensible a la otitis externa).

Se debe tratar la otitis externa aguda en forma completa y no suspender el tratamiento antes de lo establecido por el médico, para reducir el riesgo de que esta infección se transforme en otitis externa maligna.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




One Response to “Otitis externa maligna: La importancia de un diagnóstico temprano”

  1. Roxana Leaños de Bocangel Dice:

    Es una informacion muy excelente, mi esposo tiene una af
    ección por esta bacteria


Deja un comentario