Problemas en los pacientes con hemofilia B


Anteriormente, los pacientes quirúrgicos con hemofilia B presentaban problemas específicos por el riesgo trombógeno relacionado con el uso de concentrado antiguo de factor IX. Se registraban complicaciones tromboembólicas en el periodo posoperatorio, sobre todo en las personas sometidas a procedimientos ortopédicos. El riesgo no se limita en forma exclusiva a estos individuos, ya que se diagnostica trombosis en otro tipo de pacientes con hemofilia B.35,4° Se agrega heparina en dosis bajas a los concentrados de factor IX para reducir el riesgo de trombosis. Desde la aparición de los concentrados de factor IX más recientes y purificados, con disminución del riesgo de trombosis, los procedimientos quirúrgicos en sujetos con hemofilia B se realizan sin demasiados problemas trombóticos.33
Los factores VIII y IX se dosifican de modo diverso con base en sus vidas medias. El VIII tiene vida media de 8 a 12 horas y la infusión de 1 unidad/kg de peso corporal incrementa el nivel del plasma en 2%. Por lo tanto, si se trata a un individuo con hemofilia A grave que pese 50 kg, la infusión de 25 unidades/kg x 50 kg, o 1 250 unidades de factor VIII, eleva el nivel a 50%. El factor IX posee vida media de 24 horas y para elevar el nivel plasmático se infunde en cantidades más grandes que el VIII. La infusión de 1 unidad/kg de factor IX incrementa el nivel plasmático sólo 1%. La infusión continua de los factores IX y VIII muy purificados previene las excesivas fluctuaciones de los niveles, es más simple de manejar y representa un costo menor al reducirse la cantidad total del factor. No se ha demostrado ningún problema con trombosis excesiva

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario