RECUBRIMIENTO DE LAS HERIDAS POR QUEMADURAS en los recién nacidos


Las coberturas o los vendajes de las heridas por quemaduras deben tener por lo menos una o más de las siguientes calificaciones:
1. Permeabilidad al vapor y gas.
2. Adherencia.
3. Inhibición bacteriana.
4. Capacidad para vascularizarse.
Algunos recubrimientos para heridas por quemaduras satisfacen una o más de estos criterios. Las coberturas se pueden dividir en vendajes sintéticos o biológicos; estos últimos pueden ser cultivados. Algunos investigadores sugieren que las células epiteliales cultivadas pueden ser superiores, a largo plazo, al injerto de piel. La pérdida del injerto temprano de células epiteliales cultivadas es en promedio de 50 a 60%. Este bajo porcentaje y el costo elevadísimo pueden limitar su utilidad en pacientes con quemaduras menos extensas. Se encuentra disponible la piel artificial en dos capas, hecha de silicón fijado a una base de colágena. La herida seccionada se cubre con este material. Una vez que se observa una buena fijación vascular de la base de colágena, que ocurre aproximadamente en 30 días, se puede eliminar el silicón en forma secuencial y se aplica una capa delgada de autoinjerto o células epiteliales cultivadas. Se presume que hay menor contracción y cicatrización a partir de la piel artificial de dos capas.
En otra técnica, las células epiteliales cultivadas se colocan sobre piel de cadáver mecánicamente desepitelizada, que sirve como base de colágena. Se ha informado que este procedimiento produce menos cicatrización y se asemeja más a la piel normal. En otros métodos, las células epiteliales cultivadas se aplican a la membrana dérmica hecha de fibroblastos humanos cultivados, que se incorpora en una membrana acelular de glucosaminoglucano de colágena.
Los vendajes sintéticos o biológicos se deben vigilar cuidadosamente. Se ha informado síndrome de choque séptico en niños tratados con barreras para la herida sintética y con algún material de aloinjerto.190 Algunos ejemplos de material sintético son Duoderm y Biobrane, muy útiles para las quemaduras superficiales de segundo grado y los sitios donadores. Los pacientes pueden moverse, se evitan los vendajes frecuentes y dolorosos y es rápida la cicatrización de la herida

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario