Semana Santa: Consejos para un ayuno saludable


El ayuno es una práctica muy difundida en distintas épocas y culturas. Se sabe que los egipcios, los griegos y los espartanos los realizaban con frecuencia. Asimismo, varías religiones lo tienen instaurado, como el budismo, el islamismo, el judaísmo y el catolicismo, entre otras.

Actualmente, algunos cristianos acostumbran a hacer ayuno el miércoles de Cenizas o el Viernes Santo, como una forma de preparación espiritual para Semana Santa. Es así como varios se abstienen de ciertos alimentos, tienen una sola comida al día o consumen sólo líquidos.

Si bien esta última práctica no suele afectar la salud, siempre es conveniente tener en cuenta ciertas consideraciones, de manera de evitar efectos indeseados. La doctora Karen Salvo, nutrióloga de Clínica Alemana, entrega algunos consejos sobre este tema, de manera de no caer en conductas poco saludables.

¿Puede tener algún efecto en la salud ayunar un día, tomando sólo líquidos, como agua, té o jugo, por ejemplo?
Si una persona sana decide realizar este tipo de ayuno, no existe ningún riesgo.

¿En qué casos no es conveniente ayunar?
Los niños, adultos mayores y embarazadas deben evitar este tipo de prácticas, porque son metabólicamente más lábiles (frágiles) y están expuestos a más riesgos de deshidratación y desórdenes metabólicos y electrolíticos.

Tampoco deben hacerlo las personas con ciertas patologías, como desnutridos, pacientes con enfermedades caquectizantes (tuberculosis, cáncer y SIDA, entre otras), diabéticos, insuficiencias de algún órgano (cardiaca, riñón y hepática), cálculos renales y ciertos trastornos psiquiátricos, entre otros.

En general, es importante que quienes tengan cualquier enfermedad pregunten a su médico antes de efectuar un ayuno.
¿Frente a qué síntomas es necesario interrumpir un ayuno?
Cuando el ayuno es parcial (se consume sólo líquidos) posiblemente el individuo recibe cierta cantidad de calorías provenientes de azúcares presentes en los líquidos, por lo que es poco probable que aparezcan síntomas.

Sin embargo, es conveniente interrumpir el ayuno si aparece una sensación de debilidad de cualquier grado, desmayos e indicios de hipoglicemia, es decir, sudoración profusa, temblor, taquicardia y fatiga, entre otros.

¿Qué precauciones puede ser importante tomar antes de efectuar este tipo de ayuno?
Es recomendable no realizar actividad física en exceso, además de ingerir líquidos en abundancia para evitar la deshidratación.

¿Es necesario compensar el ayuno, ingiriendo más alimentos de lo normal al día siguiente o antes?
Es adecuado haber comido bien el día antes para que el cuerpo logre guardar glicógeno (depósito de glucosa en el hígado y músculo). Después, se aconseja tener una comida adecuada, pero moderada, no hay que comerse todo lo que no se comió durante el día.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario