Síndrome de ojo seco: Una frecuente molestia


Ardor, picazón, párpados pesados, irritación ocular, visión borrosa y eliminación de secreción mucosa son algunas de las manifestaciones del síndrome de ojo seco. Además, aunque parezca extraño, el lagrimeo excesivo puede también ser síntoma de esta alteración, ya que ocurre en respuesta a la falta de humedad en los ojos y su consiguiente sintomatología.

El doctor Fernando Goñi, oftalmólogo de Clínica Alemana, explica que el síndrome de ojo seco se produce por la falta de lubricación o humedad ocular debido a la baja producción de lágrimas o la alteración en su composición.

Existe una amplia variedad de causas del síndrome del ojo seco. Las más frecuentes son los factores ambientales como el aire extremadamente seco y climatizado, la exposición a lugares con humo o contaminados, el envejecimiento y ciertas enfermedades sistémicas.

Los ojos están constantemente recubiertos por una fina capa de lágrimas, compuestas por tres capas -una de lípidos, una líquida y finalmente, una de mucina-. Un cambio en la cantidad y composición de cualquiera de ellas puede ocasionar este síndrome.

Por ejemplo, una cantidad insuficiente de sustancia aceitosa en las lágrimas hará que la capa acuosa media se evapore demasiado rápido. Por otro lado, si hay una cantidad insuficiente de agua, las lágrimas no podrán cumplir adecuadamente su función. Asimismo, una disminución de sustancia mucinosa evitará que las lágrimas se dispersen uniformemente por la superficie del ojo.

Los problemas o las enfermedades de los párpados que alteren la composición o distribución de la lágrima también producen ojo seco. Ciertos medicamentos como, por ejemplo, las píldoras anticonceptivas y los antidepresivos, entre otros, pueden ocasionar este síndrome; además, utilizar lentes de contacto puede exacerbar el problema.
Hay enfermedades que producen ojo seco, como el síndrome de Sjögren, que está relacionado con enfermedades sistémicas como la Artritis Reumatoidea y Lupus.

Por último, muchas de las causas tienden a generar resultados más pronunciados a medida que las personas envejecen. Como consecuencia, los adultos mayores son más propensos a padecer los problemas de ojo seco. De hecho, la disminución en la producción de lágrimas, también conocida como Queratoconjuntivitis Sicca, es una causa frecuente de este síndrome que se relaciona con la edad. Esto suele ser más habitual en las mujeres debido a los cambios hormonales como resultado de la menopausia.

El doctor Goñi explica que el diagnóstico se sospecha en base a los datos que aporta el paciente sobre los síntomas. “Esto lo confirmamos con un examen oftalmológica clínico, en el que se mide la secreción lagrimal con el test de Schirmer, que consiste en colocar en los ojos pequeñas cintas de papel especial durante algunos minutos para ver cuánto se mojan. Eso da una idea de cómo está la lágrima del paciente”.

Además, se realizan otros exámenes que permiten ver si existen alteraciones en la córnea y en la conjuntiva por la alteración de la película lagrimal.

Para tratar el ojo seco se utilizan colirios, gel o unguentos de lágrimas artificiales. “Hay ocasiones en que es tan poca la secreción de lágrimas que se debe ocluir la entrada a los conductos de evacuación de la lágrima para que se retenga una cantidad adecuada de ésta”.

Recomendaciones
– Consultar con un especialista si presenta síntomas sugerentes de ojo seco
– Evitar lugares muy contaminados y climatizados
– Al estar frente al computador parpadear y fijar la vista en otros objetos de vez en cuando.
– Humedecer adecuadamente los lentes de contacto

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oftalmología.




One Response to “Síndrome de ojo seco: Una frecuente molestia”

  1. JUAN FERNANDEZ YAÑEZ Dice:

    DR. DON FERNANDO GOÑI, UD., ME OPERO DE UNA VIA LAGRIMAL HACE AÑOS Y PRODUCTO DE UN GOLPE SE ABSTRUYO, MI CONSULTA YO SOY ACTIVO DEL EJERCITO DE CHILE, EN ESTE MOMENTO NO HAT ESPECIALISTAS DE VIA LAGRIMAL EN EL HOSPITAL MILITAR LA UNICA DRA. ESTA CON POST NATAL,
    COMO ME PUEDO ATENDER CON UD., POR MEDIO CONVENIO SI ES QUE EXISTE
    SALUDA A UD., JUAN FERNANDEZ YAÑEZ


Deja un comentario