Síntomas graves de VIH en los recién nacidos


Niños que tienen cualquier alteración de las mencionadas en la definición de caso de vigilancia para SIDA de 1987, excepto por la neumonitis intersticial linfocítica:
• Complicaciones bacterianas graves, múltiples o recurrentes (p. ej., cualquier combinación de por lo menos dos infecciones confirmadas por cultivo en un periodo de dos años) o de los siguientes tipos: septicemia, neumonía, meningitis, infección ósea o articular o absceso de algún órgano interno o cavidad corporal (excluyendo otitis media, abscesos superficiales cutáneos o mucosos e infecciones relacionadas con catéteres permanentes)
• Candidiasis esofágica o pulmonar (bronquios, tráquea, pulmones)
• Coccidioidomicosis diseminada (en un sitio distinto o además de los pulmones o ganglios linfáticos del cuello o hilios)
• Criptococosis extrapulmonar
• Criptosporidiosis o isosporiasis con diarrea persistente por más de un mes
• Enfermedad por citomegalovirus con inicio de los síntomas después de un mes de edad (en un sitio distinto del hígado, bazo o ganglios linfáticos)
• Encefalopatía. Por lo menos uno de los siguientes hallazgos progresivos presentes durante dos meses como mínimo en ausencia de alguna enfermedad concurrente, además de la infección por HIV, que pudiera explicar los hallazgos: a) ausencia o pérdida de los hitos del desarrollo o pérdida de habilidad intelectual, corroborada por objetivos estándar del desarrollo o pruebas neuropsicológicas; b) alteración del crecimiento cerebral o microcefalia adquirida demostrada por mediciones del perímetro cefálico o atrofia cerebral demostrada en la tomografía computadorizada o imagen por resonancia magnética (se requieren imágenes en serie para niños <2 años); c) deficiencia motora simétrica adquirida manifestada por dos o más de los siguientes: paresia, reflejos patológicos, ataxia o trastornos de la marcha • Infección por virus del herpes simple que produce úlceras mucocutáneas que persisten más de un mes, o bronquitis, neumonitis o esofagitis de cualquier duración en un niño mayor de un mes de edad • Histoplasmosis diseminada (en sitios diferentes o además de pulmones, ganglios linfáticos cervicales o hiliares) • Sarcoma de Kaposi • Linfoma primario cerebral • Linfoma pequeño, de células no divididas (de Burkitt), linfoma inmunoblástico, de células B grandes o con fenotipo inmunológico desconocido • Mycobacterium tuberculosis diseminado o extrapulmonar • Otras especies de micobacterias o especies no identificadas diseminadas (en sitios distintos o además de los pulmones, piel o ganglios linfáticos de cuello o hilios) • Complejo Mycobacterium avium o Mycobacterium kansasii diseminados (en sitios distintos o además de los pulmones, piel o ganglios linfáticos de cuello o hilios) • Neumonía por Pneumocystis carinii • Leucoencefalopatía multifocal progresiva • Septicemia por salmonela (no tifoidea) recurrente • Toxoplasmosis cerebral con inicio después del primer mes de edad • Síndrome de desgaste en ausencia de una enfermedad concurrente, además de la infección por HIV, que pudiera explicar los hallazgos siguientes: a) pérdida de peso persistente mayor al 10% del basal; b) descenso por debajo de por lo menos dos de las siguientes percentilas en la carta de peso para talla (95°, 75°, 50°, 25°, 5°) en un niño de un año o más de edad; c) por debajo de la percentila 5° en la carta de peso para talla en dos mediciones consecutivas con 30 días o más de diferencia, además de diarrea crónica (por lo menos dos evacuaciones diarreicas al día por 30 días o más) y fiebre documentada (durante 30 días o más, intermitente o constante)

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario