Suros: Novedosa técnica para extirpar nódulos mamarios benignos


Sentir un pequeño bulto en la mama suele ser motivo de alarma, sin embargo, muchas veces se trata de un nódulo benigno, patología frecuente, sobre todo en mujeres jóvenes. En ocasiones no requieren mayor tratamiento y basta con un control periódico para ver su evolución, pero otras deben ser operados, ya sea porque molestan o porque siguen creciendo y existe la posibilidad de complicaciones en el futuro.

Habitualmente, esto se realiza extirpando el nódulo a través de una cirugía abierta, es decir, en pabellón, con anestesia general y con todas las implicancias que tiene una intervención de estas características. Sin embargo, ahora Clínica Alemana dispone de una nueva tecnología denominada Suros-ATEC System, de Hologic Company, que permite tratar algunos de estos casos de manera mínimanente invasiva y en forma ambulatoria, segura, rápida y mucho más cómoda para la paciente.

Este dispositivo, aprobado por la FDA en marzo de 2005, fue creado para realizar biopsias mamarias guiadas por diferentes métodos de imágenes con fines diagnósticos. Las primeras se realizaron en Estados Unidos bajo resonancia magnética, con muy buenos resultados. Pero, sin duda, su aplicación más novedosa es la extirpación ambulatoria bajo visión ecográfica de nódulos de hasta 3,5 centímetros en pocos minutos, por lo que se recomienda como alternativa a la cirugía abierta en casos presuntamente benignos.

En Clínica Alemana se comenzó a utilizar esta técnica a principios de 2007, tanto para biopsias estereotáxicas como para procedimientos terapéuticos bajo ultrasonido (ecografía). De hecho, ya hay más 20 casos tratados con este último método. La doctora Eleonora Horvath, jefa del Servicio de Imagenología Mamaria de este centro de salud, explica que “se trata de un equipo muy nuevo y Chile es el único país latinoamericano que lo utiliza hasta el momento”.

Este equipo médico dio a conocer durante 2007 los resultados obtenidos en diversos congresos mundiales, como el de Radiología en París y el de patología mamaria de Mónaco, además del congreso chileno de la especialidad. Considerando que hasta el momento no se conocen publicaciones sobre la utilización de este método bajo ultrasonido, la experiencia presentada es novedosa a nivel internacional. Ver estudio

Las principales ventajas de utilizar Suros en el tratamiento de nódulos mamarios son que es un procedimiento rápido, cómodo, de menor costo y, como sólo se requiere un pequeño orificio para realizarlo, la cicatriz que deja es mínima, por lo que el resultado cosmético es mucho mejor (ver imagen). Además, no se requiere anestesia general, disminuye la posibilidad de hemorragias y hematomas, y al ser ambulatorio, no es necesario solicitar licencia médica.
“Las pacientes a las que les hemos realizado biopsias con esta técnica están muy contentas, incluso, hemos atendido a mujeres que ya habían tenido extirpaciones de nódulos mamarios con cirugía tradicional, y que al compararla con este nuevo método han quedado sorprendidas por la rapidez y comodidad que implica”, asegura la especialista.

¿En qué consiste el procedimiento bajo ultrasonido?
Suros-ATEC es un sistema de biopsia cerrado que corta y aspira el nódulo bajo visión ecográfica. Las imágenes se graban en video o se imprimen en placa.

Para efectuarlo, es necesario ubicar adecuadamente a la paciente en decúbito dorsal o lateral, según la ubicación del nódulo, y luego definir el punto de entrada de la cánula, tubo por dónde se efectuará el procedimiento.

Se realiza una incisión de aproximadamente 4-5 mm en la piel con bisturí, para facilitar la introducción de la cánula, que quedará posicionada frente a la lesión. El nódulo es extraído con un mecanismo que realiza cortes a alta velocidad y un sistema cerrado de aspiración y lavado continuo. Las muestras se almacenan en una cámara de recolección, que es vaciada al final. Todo esto hace el procedimiento mucho más rápido y expedito.

Como los cortes son a alta velocidad es posible desgastar y sacar completamente nódulos mamarios de hasta 3,5 centímetros de diámetro, de manera rápida y cómoda para la paciente. “El de mayor tamaño que nosotros hemos extirpado es de 27 milímetros de diámetro, procedimiento que se efectuó en 2 minutos 30 segundos”, asegura la doctora Horvath.

Al extraer un nódulo por completo, se coloca un clip metálico (Clip Suros-ATEC) para señalar el sitio de la biopsia y posibilitar su localización posterior. Luego de cerrar la incisión se aplica compresión manual durante 10 minutos, hielo local y venda elástica, si es necesario. La paciente puede irse a su casa y es citada en unos días más a control.
Estudio realizado por Clínica Alemana
Existen publicaciones sobre el uso de esta técnica en biopsias bajo resonancia desde el año 2003. Sin embargo, hasta ahora no había experiencia con ultrasonido. Por lo tanto, Clínica Alemana elaboró un trabajo con el fin de evaluar la utilidad del nuevo dispositivo bajo ecografía en la biopsia-extracción de nódulos mamarios.

Este estudio prospectivo, diseñado para analizar el rendimiento de la técnica, se efectuó durante un periodo de seis meses. Previo consentimiento informado, se realizaron 22 procedimientos bajo ultrasonido en 21 pacientes, de entre 16 y 59 años de edad, utilizando el sistema Suros- ATEC.

Este trabajo, que contó con la participación de seis radiólogos entrenados en intervencionismo mamario bajo ultrasonido, arrojó muy buenos resultados. De las 22 biopsias efectuadas, dos tuvieron fines diagnósticos. En los 20 casos restantes hubo intención de extirpación, la que se concretó con éxito en 18.

También se evaluó la opinión de las pacientes acerca del procedimiento, mediante una encuesta, cuyos resultados mostraron que el 96% no sintió dolor. El mismo porcentaje evaluó al procedimiento como muy bueno o excelente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Exámenes y Equipo Médico.




Deja un comentario