TERAPEUTICA PRESORA después de una lesión en la cabeza de un niño


Los individuos con una lesión de la cabeza deben reanimarse de manera adecuada a fin de optimizar la supresión sistémica del riego.Una vez que se logra un volumen sanguíneo circulante adecuado, debe considerarse el tratamiento presor para elevar la PAM y la PRC en un niño con aumento resistente de la PIC. El fármaco de elección para la terapéutica hipertensiva en estos casos es la dopamina, cuya dosis se inicia con un bolo de 5 a 20 µg/kg cada 10 a 15 minutos según se requiera, seguido de una venoclisis ajustada de 0.1 a 0.5 µg/kg/min. Antes de instituir este tratamiento es necesario iniciar las medidas para asegurar un gasto cardiaco adecuado y la euvolemia.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario