Tétanos en los recién nacidos


La mayoría de las lesiones por mordeduras corresponde a heridas bacteriológicamente contaminadas y la omnipresencia del Clostridium tetani exige que el tratamiento incluya protección contra este microorganismo. Los pacientes con heridas limpias y poco tejido desvitalizado, que reciben tratamiento inmediato, tienen un riesgo bajo de tétanos. Quienes muestran heridas sucias con tejido no viable o heridas de más de 24 horas de evolución poseen un riesgo mucho mayor de esta enfermedad. Además del riesgo de la herida, hay que considerar los antecedentes de la inmunización del individuo. Los niños que tienen las inmunizaciones actualizadas para el tétanos han recibido por lo general tres inyecciones para difteria, tos ferina y tétanos con dos meses de diferencia durante el primer año de vida. Se administra un refuerzo un año después de la última dosis de inmunización y una vez más cuatro a cinco años después, cuando el niño ingresa a la escuela. Pos-teriormente, el sujeto necesita refuerzos sólo cada 10 años para la profilaxis de rutina del tétanos.
El paciente que presenta una herida de bajo riesgo y un registro de inmunización incompleto o incierto debe recibir una dosis de toxoide tetánico en el momento de la mordedura. Si el individuo es menor de seis años de edad, se aplica inmunización de difteria y tétanos. El curso de la inmunización se completa con dos dosis más del toxoide, con intervalo de dos meses entre ellas.
La persona con una herida de alto riesgo y un registro de inmunización incompleto debe recibir de 3 000 a 6 000 U de globulina inmunitaria tetánica, además del esquema de inmunización ya mencionado. La globulina y el toxoide se deben aplicar en sitios separados para que uno no neutralice al otro. La mitad de la globulina inmunitaria tetánica se puede inyectar localmente, alrededor de la herida.
Quien ha recibido inmunización completa y un refuerzo a los 10 años, probablemente está bien protegido. Si la herida es de alto riesgo, es aconsejable suministrar una dosis de toxoide. Cuando la herida tiene más de 24 horas se deben aplicar también 3 000 a 6 000 U de globulina inmunitaria tetánica.
Los antibióticos de elección para reducir la cantidad de formas vegetativas de clostridia son el metronidazol o la penicilina G. Si se decide administrar antibióticos, hay que indicar un curso de 10 a 14 días.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario