Tratamiento de la infección con antimicoticos en los recién nacidos


ANTIMICOTICOS
ANFOTERICINA B. Este antibiótico es fungicida y fungistático, útil en cualquier infección sistémica por
hongos. Se han estudiado muchos intentos para reducir la toxicidad de la anfotericina.39 Ya se encuentran disponibles las nuevas formulaciones de la anfotericina encapsulada en lípidos que permiten administrar dosis más altas (eficacia) y disminuir la toxicidad.
FLUCONAZOL. Es un agente fungistático útil contra la candidiasis bucofaríngea y esofágica; se emplea con éxito en las infecciones micóticas sistémicas por especies de Candida, salvo la Candida glabrata. El fluconazol rara vez produce toxicidad hepática, la cual a veces es letal para los individuos con enfermedades concomitantes graves.
FLUCITOSINA. La flucitosina es un antimicótico activo contra varios hongos. Los pacientes con SIDA no toleran este fármaco.
NISTATINA. Tiene actividad fungistática y fungicida contra una gran variedad de levaduras y hongos similares a levaduras; se evacua sin cambios en las heces. Se utiliza en el tratamiento de las infecciones intestinales y bucales por Candida albicans. En ocasiones, las dosis orales altas producen diarrea, molestias digestivas, náusea o vómito.
ANTIVIRALES
ACICLOVIR. El aciclovir es un antiviral efectivo en la prevención y tratamiento de enfermedades por virus de la familia del herpes. Tanto las formulaciones orales como las intravenosas están aprobadas para su uso en niños. Se acumula muy poco fármaco activo en las células no infectadas, lo cual explica su baja toxicidad.
GANCICLOVIR. Este agente está relacionado con el aciclovir, pero tiene mayor eficacia contra el citomegalovirus; inhibe la replicación viral por interferencia con el DNA celular. Las reacciones adversas incluyen supresión de la médula ósea, nefrotoxicidad leve y elevación transitoria de las enzimas hepáticas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja un comentario