Tratamiento de las alteraciones plaquetarias cuantitativas y cualitativas en los recién nacidos


Las trombocitopenias son resultado de la producción inadecuada de plaquetas por la médula ósea o del aumento de la destrucción o secuestro de las mismas en la circulación. La destrucción puede ser inmunológica, como en la púrpura trombocitopénica inmunitaria; mecánica, como en la septicemia; o inducida por fármacos, como en los pacientes sensibles a la heparina o cimetidina. El establecimiento de la causa de la trombocitopenia determina el tratamiento necesario para restaurar la cuenta plaquetaria en la preparación del paciente para la operación. El examen más importante es usualmente el de la médula ósea para establecer el número de megacariocitos y descartar una enfermedad maligna. A este examen le sigue la transfusión del concentrado de plaquetas con conteos postransfusionales en una y cuatro horas para precisar si hay alguna respuesta a la transfusión y, si la hay, su tasa de consumo. En las personas con consumo de plaquetas de base inmunológica, por ejemplo en la púrpura trombocitopénica inmunitaria, es común que no haya respuesta a la transfusión o sólo muy discreta en los individuos con consumo excesivo. El tratamiento se enfoca en la reducción del consumo y debe incluir la inter-consulta con el hematólogo acerca del uso de esteroides e inmunoglobulina intravenosa, suspensión de medicamentos y otras modalidades terapéuticas!'”
Si la trombocitopenia se debe a la falta de producción de plaquetas, por anemia aplásica, enfermedad maligna o quimioterapia, la transfusión de concentrado eleva la cuenta por arriba de 50 000/mm3 y permite ejecutar con seguridad una operación menor. La mayoría de los cirujanos y anestesiólogos prefiere que la cuenta plaquetaria sea mayor de 100 000 /mm3 antes de cualquier procedimiento mayor. Es vital la vigilancia continua de la cuenta plaquetaria, ya que es necesario efectuar más transfusiones para conservar la cuenta plaquetaria arriba de 50 000/mm3 tres a cinco días después de la intervención.50
Los defectos cualitativos de las plaquetas se atribuyen a defectos congénitos raros, como el síndrome de Bernard-Soulier, la trombastenia de Glanzmann o la enfermedad por almacenamiento de plaquetas. Por otro lado, también se deben a la ingestión de fármacos, como sucede en la deficiencia de ciclooxigenasa que induce la aspirina. En estos casos, la transfusión de plaquetas de donadores normales provee hemostasia adecuada para la operación. La suspensión de todos los productos que contengan aspirina una semana antes hace posible la corrección del déficit de ciclooxigenasa, dado que se producen nuevas plaquetas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario