TRATAMIENTO POSOPERATORIO DE LA MADRE Y EL FETO


La presión arterial, presión venosa, gasto urinario y saturación de oxígeno de la madre se vigilan de manera continua en la unidad de cuidados intensivos. El bienestar fetal y la actividad uterina se registran con un tocodinamómetro y un radiotelémetro implantado durante la operación, el cual proporciona un registro continuo del electrocardiograma fetal, temperatura del feto y presión intraamniótica.15 Los analgésicos epidurales continuos alivian el dolor materno y favorecen la tocó-lisis. La estancia hospitalaria promedio para los procedimientos abiertos y endoscópicos fetales son de 12 y seis días, respectivamente. La tocólisis ambulatoria se administra con terbutalina subcutánea o nifedipina oral. Se obtienen sonogramas fetales, por lo menos cada semana. La cesárea se lleva a cabo cuando las membranas se rompen o no es posible controlar el trabajo de parto, casi siempre antes de las 36 semanas de gestación.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario