Traumatismo ortopédico pediátrico


Hace más de 2000 años, desde la época de Hipócrates, se conocen métodos para tratar lesiones óseas y articulares. Gran parte del tratamiento de los traumatismos ortopédicos pediátricos no fue quirúrgico sino hasta mediados del siglo xx. Se evitó la terapéutica quirúrgica en adultos y niños en favor del tratamiento cerrado.” El cuidado moderno de fracturas pediátricas está cambiando a medida que más cirujanos optan por el tratamiento abierto y la fijación rígida, en particular en sujetos con múltiples lesiones.
Los ejemplos de anomalías tratadas cada vez más con métodos quirúrgicos incluyen fracturas femorales en niños mayores y adolescentes, fracturas supracondíleas del húmero y fracturas de la placa de crecimiento desplazadas (fisarias). Esta conducta terapéutica intensiva redujo el número inaceptablemente alto de maluniones y permitió la movilización y el alta más tempranas de los individuos. También hizo posible que los enfermos con múltiples lesiones se trataran sin necesidad de yesos, que causaban problemas con el acceso a cavidades corporales y compartimientos de las ex-tremidades.

Califica este Artículo
2 / 5 (1 votos)

Categoría: Traumatología.




Deja un comentario