Valoración de la función renal en los recién nacidos


La valoración de la función renal se inicia con un historial clínico completo y un examen físico y luego con estudios de laboratorio para calcular la tasa de filtración glomerular y valorar la función tubular renal. Un patrón de micción anormal o una alteración considerable de la capacidad de concentración del riñón son evidentes a partir de los antecedentes del historial clínico. El examen del sedimento urinario proporciona
datos directos de enfermedad renal, intersticial o glomerular. Los valores de electrólitos, calcio y fósforo séricos son útiles en la detección de trastornos renales tubulares. En la clínica, para valorar la TFG, el examen de laboratorio más útil es la determinación de la concentración de la creatinina sérica, aunque la creatinina no sólo se filtra en los capilares glomerulares sino que la secretan los túbulos renales. La dieta también afecta la concentración de ésta.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario