Valoración inicial del niño traumatizado:Valoración de la discapacidad neurológica


La respuesta del niño al traumatismo del sistema nervioso central es muy diferente respecto de la del adulto. Las primeras respuestas incluyen apnea, vómito y pérdida de la conciencia, incluso por traumatismos leves. Aunque estas reacciones ocurren en adultos, la frecuencia es mayor en niños.
Las lesiones secundarias al traumatismo primario también son diferentes cualitativa y cuantitativamente. Las lesiones hemorrágicas masivas son menos comunes en niños y las contusiones simples más frecuentes. Se presenta hematoma subdural y epidural con menor frecuencia que en los adultos. La hemorragia subaracnoidea es más habitual y por lo regular se manifiesta por cefalea, rigidez de nuca y elevaciones de bajo grado de la temperatura.
La lesión del sistema nervioso central puede asemejarse a otras alteraciones de sistemas orgánicos. Por ejemplo, el niño hipovolémico o hipóxico no manifiesta un nivel normal de conciencia. El método más sencillo para determinar si existe hemorragia o lesión del SNC consiste en normalizar la valoración.
La valoración neurológica del paciente en el examen primario se relaciona con dos áreas: el nivel de conciencia y el estado de las pupilas. Casi nunca se practica la puntuación de la escala del coma de Glasgow en el examen primario. El nivel de conciencia se puede determinar valorando:
A = Alerta y orientado
V = Respuesta a los estímulos verbales
P = Respuesta a estímulos dolorosos
U = Sin respuesta
La función pupilar se valora al determinar su igualdad y respuesta.
El tratamiento del traumatismo primario del SNC se inicia asegurando que sea apropiado el manejo de la valoración inicial. Un traumatismo cefálico ligero puede empeorar de manera considerable si se trata directamente esa lesión antes de la valoración y la atención de las vías respiratorias, respiración y circulación del paciente.
Siempre se debe suponer que el niño traumatizado sufre lesión multisistémica, no de un solo sistema.
Aunque el SNC es el sistema orgánico que se lesiona más a menudo con resultados mortales en el niño, es mejor tratar el traumatismo cefálico garantizando que el cerebro esté bien perfundido con sangre adecuadamente oxigenada. Por lo tanto, la terapéutica temprana del traumatismo cefálico primario es realmente el tratamiento de las lesiones de otros sistemas orgánicos que podrían causar hipoxia o hipovolemia

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario