Varicela o Peste Cristal: Un clásico de la infancia


Es una de las típicas enfermedades de la niñez y una de las más contagiosas. Se presenta con fiebre, picazón y cientos de ampollas que al reventarse se transforman en costras. Se trata de la varicela.

Esta enfermedad también se conoce como Peste Cristal, ya que las lesiones de tipo vesicular contienen una gota de líquido transparente, de color blanquecino. Las ampollas se presentan en cualquier parte del cuerpo, incluidas la cabeza y los genitales.

La varicela o peste cristal es una enfermedad infectocontagiosa producida por el virus Varicela zoster, que se manifiesta generalmente en niños.

Varicela o Peste Cristal: Un clásico de la infancia Pediatría

Esta peste se presenta entre 10 y 14 días después de haber tenido contacto con un enfermo. El cuadro se desarrolla con fiebre y lesiones en la piel, las que progresan a costras en un periodo promedio de siete días. El contagio se produce desde dos días antes hasta siete días después, en el momento en que todas la lesiones están en costras.

Las vías de contagio de la varicela son tres. Una de ellas es el contacto directo, por ejemplo, a través de la saliva; por diseminación aérea (como la tos o estornudo) y por objetos que el paciente haya usado, los cuales se transforman en vehículos de transmisión. El diagnóstico es clínico, ya que el exantema -erupción en la piel- es característico de esta enfermedad.

Asimismo, hay que evitar rascarse las ampollas y costras porque si no es frecuente la aparición de cicatrices posterior a la lesiones.

Si bien esta enfermedad afecta principalmente a niños y no es grave, si se presenta en otros grupos etarios puede tener diversas complicaciones. Lo más grave es cuando se trata de recién nacidos, embarazadas y niños mayores de 12 años, ya que se puede producir neumonía, encefalitis, complicaciones hemorrágicas o infecciones graves de piel y tejidos blandos.

El tratamiento consiste básicamente en medidas generales como reposo, hidratación y antitérmicos, cuando hay fiebre. Además, el baño diario ayuda a prevenir infecciones en la piel. También en casos específicos se pueden utilizar antivirales como el aciclovir o el valaciclovir.

Vacuna

Actualmente, existe en el mercado farmacéutico nacional una vacuna optativa para que el niño resista el ataque de este virus. Aunque no es parte del calendario de inmunización obligatoria, es segura y protege al menor de la enfermedad. Esta vacuna se administra a niños desde los 15 meses de edad si el médico lo indica.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario