Ventilación líquida con perfluorocarbono en los recién nacidos


Los perfluorocarbonos son líquidos claros, incoloros e inodoros que llevan grandes cantidades de oxígeno (50 ml OZ/dl) y dióxido de carbono (210 ml CO2! dl).160 Son líquidos relativamente densos (1.9 g/ml) y tienen una tensión superficial baja (19 dinas/cm). La ventilación líquida se realiza por dos métodos distintos.161 El primero es la ventilación líquida total, en la que los pulmones se llenan con perfluorocarbono hasta un volumen equivalente a la CFR a la cual se emplea un instrumento para generar volúmenes corrientes de perfluorocarbono en el pulmón lleno con éste.162 La segunda técnica es la administración intratraqueal de perfluorocarbono hasta un volumen equivalente a la capacidad funcional residual seguida de ventilación mecánica estándar con gas del pulmón lleno con el líquido y se conoce como ventilación líquida parcia1.163 Es posible que la ventilación líquida total sea un poco más efectiva para el intercambio gaseoso, mientras que la variedad parcial es una técnica más fácil de generalizar entre los médicos de cuidados intensivos que tratan a personas con insuficiencia respiratoria grave.
Los estudios demostraron la eficacia de la ventilación líquida parcial para aumentar el intercambio gaseoso en modelos animales de insuficiencia respiratoria.164-167 Aparentemente, la administración intratraqueal de perfluorocarbono actúa como factor tensoactivo sustituto, recluta las regiones pulmonares atelectásicas y redistribuye el flujo sanguíneo pulmonar hacia las regiones mejor ventiladas no inferiores de los pulmones en los sujetos con SIRA.19,168 Los estudios clínicos de fases I y II demostraron la eficacia de la ventilación líquida parcial en el incremento de la oxigenación y mecánica pulmonar en adultos, niños y neonatos con insuficiencia respiratoria, incluso en aquéllos con hernia diafragmática congénita y los prematuros (fig. 6-22).169-172 Los estudios en pacientes pediátricos y adultos demostraron aumentos del gradiente alveoloarterial de oxígeno de 450 a 250 mmHg en las primeras 48 horas después del inicio de la ventilación líquida par-cial.173 Además, en un estudio separado no controlado en recién nacidos prematuros con una diferencia arterioalveolar inferior a 0.2 después de dos dosis de factor tensoactivo, el índice de oxigenación cayó de 50 a 10 en las primeras cuatro horas después del inicio de la ventilación líquida parcial. Ya se han concluido los estudios que evalúan la seguridad y eficacia de esta técnica en el adulto y pacientes pediátricos con insuficiencia respiratoria en condiciones prospectivas, controladas y aleatorias. No se observaron diferencias entre la ventilación líquida parcial y los grupos convencionales.174 Una mortalidad sorprendentemente baja en los individuos pediátricos con insuficiencia respiratoria aislada de 15 a 20% hizo imposible la terminación exitosa del estudio. El análisis de subgrupos de pacientes adultos menores de 55 años con lesión pulmonar aguda y SIRA demostró tendencias hacia el aumento de la supervivencia y el número de días libres del ventilador en la ventilación líquida parcial en comparación con el grupo que se mantuvo con ventilación gaseosa convencional. Ahora se realizan pruebas aleatorias controladas en personas adultas con insuficiencia respiratoria.
Los estudios demostraron la capacidad de la ligadura traqueal intrauterina para corregir los efectos estructurales y fisiológicos de la hipoplasia pulmonar en los fetos de oveja con hernia diafragmática congénita (HDC).15′”6 También es posible inducir el crecimiento pulmonar mediante la distensión del lóbulo superior derecho aislado en la oveja recién nacida con perflubrón a una presión de 7 a 10 mmHg (fig. 6-23).1″ Este estudio demostró un aumento del tamaño y el número de alveolos en el lóbulo superior derecho mientras se mantenía la fracción de espacio aéreo, la proporción entre proteínas y DNA y la proporción alveoloarterial sin cambios, en comparación con los animales controles sin distensión. Esta técnica se aplicaría a pacientes con HDC que requieren apoyo vital extracorpóreo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario