Vigilancia de la presión intracraneal después de una lesión en la cabeza de un niño


Hasta la fecha, todavía no se valora mediante un estudio clínico la eficacia de la vigilancia de la PIC. Sin embargo, un gran cúmulo de pruebas sugiere que esta conducta ayuda a detectar pronto lesiones intracranea-
les masivas en crecimiento, limita el uso indiscriminado de tratamientos para controlar la PIC y puede poner en alerta al cirujano para indicarle cuándo debe reducir la PIC mediante drenaje del líquido cefalorraquídeo y mejorar por tanto el riego cerebra1.
Los dispositivos para la vigilancia de la PIC progresaron de manera considerable desde la década de 1980. La tecnología actual permite insertar con seguridad y eficiencia a la cabecera una unidad fibróptica parenquimatosa o un dren intraventricular. Los instrumentos de la presión subdurales tienen aplicaciones limitadas. La decisión para utilizar un dispositivo específico varía de acuerdo con las preferencias de la institución. La inserción de un catéter ventricular puede ser complicada en un niño con ventrículos pequeños, desviación importante de la línea media o lesiones que incluyen el cuero cabelludo o el hueso. Tanto los instrumentos de vigilancia parenquimatosos como los drenes ventriculares proporcionan datos seguros y consistentes, pero los catéteres ventriculares tienen la ventaja adicional de permitir el drenaje de líquido cefalorraquídeo cuando fracasan otros intentos para controlar la hipertensión intracraneal.
Las dos principales indicaciones para colocar un dispositivo de PIC son un niño con traumatismo cerebral grave (ECG < 8) o un paciente con pérdida anticipada de la conciencia, por ejemplo un sujeto que padece múltiples fracturas de las extremidades, concurrentes con una lesión de la cabeza, y requiere atención quirúrgica ortopédica de urgencia. Aunque es posible que el traumatismo craneal del individuo no obligue a instalar de inmediato un instrumento, los cambios in-traoperatorios previstos de líquido durante la anestesia general y la imposibilidad prolongada para llevar a cabo el examen neurológico son indicaciones para colocar con urgencia un dispositivo para la PIC. No obstante, la inserción se basa en un perfil de coagulación normal.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario