VOLUMEN URINARIO en los recién nacidos


El volumen de orina apropiado de un paciente depende del estado de los líquidos corporales, su ingestión y pérdidas extrarrenales y la carga de solutos renales obligatorios. Para la excreción de la carga obligatoria de solutos renales los sujetos con defectos de la capacidad de concentración renal requieren un volumen urinario mínimo mayor que los individuos con una capacidad normal de concentración renal.
Aunque el cálculo de un volumen urinario apropiado es complejo en la mayoría de las situaciones clínicas, la determinación se basa en la estimación del volumen urinario mínimo necesario para excretar la carga obligatoria de solutos renales. Se realiza el cálculo por 100 ml de agua de mantenimiento para obtener una cifra aplicable para los pacientes de todos los tamaños. Los requerimientos comunes de agua de mantenimiento para este propósito se calculan en forma conveniente con el método de Holliday y Segar (cuadro 4-1).4 Un requerimiento de agua de conservación de 100 ml/kg/24 h se aplica sólo a un sujeto de 10 kg de peso corporal. El niño de 15 kg tiene un requerimiento de agua de conservación de 1 250 ml/kg/24 h y el niño de 30 kg un requerimiento de agua de conservación de 1 700 ml/kg/24 h.
El volumen urinario mínimo para excreción renal de la carga obligatoria de solutos se deriva de las siguientes presuposiciones:
1. La carga obligatoria de solutos renales en el paciente con insuficiencia renal isquémica aguda (IRAI) es mayor que la carga mínima de solutos renales endógenos de 10 a 15 mosm por 100 ml de agua de mantenimiento y probablemente menor de 40 mosm/100 ml de agua de mantenimiento generados por la dieta común.4 Se aceptan alrededor de 30 mosm de los solutos renales obligatorios por 100 ml de agua de mantenimiento como carga obligatoria de solutos renales en niños de dos meses de edad y mayores.
2. La capacidad de concentración urinaria aumenta con rapidez en el primer año de vida y alcanza el nivel del adulto de 1 200 a 1 400 mosm/kg en el segundo año.5•6 La máxima capacidad de concentración urinaria del lactante de término entre una semana a dos meses de edad varía de 600 a 1 100 mosm/kg. Para los 10 a 12 meses de edad, la osmolalidad urinaria máxima promedio es un poco mayor de 1 000 mosm/kg. El cuadro 4-2 muestra una estimación de los volúmenes urinarios mínimos que permiten la excreción de la carga obligatoria de solutos renales, suponiendo una respuesta fisiológica apropiada a la hipoperfusión renal. Por lo general, los volúmenes urinarios mucho menores se presentan en la insuficiencia renal isquémica aguda. Los volúmenes urinarios se calculan con la siguiente fórmula:
Volumen Carga de solutos (mosm)
urinario Concentración de solutos (mosm/kg)
La presencia de insuficiencia renal oligúrica, con base en el volumen urinario, se diagnostica sólo en el individuo hidratado con presión arterial normal para que tenga lugar la perfusión renal y no exista obstrucción de las vías urinarias. Es posible que no exista insuficiencia renal isquémica aguda en un lactante de dos meses de edad con un volumen urinario igual o mayor de 1.25 ml/h/100 ml de agua de mantenimiento o un sujeto mayor con un volumen urinario igual o mayor de 1.0 ml/h/100 ml de agua de mantenimiento. Volúmenes urinarios menores que éstos exigen mayor valoración para insuficiencia renal oligúrica. La insuficiencia renal no oligúrica es una entidad importante que se presenta casi con la misma frecuencia que la oligúrica. Se diagnostica cuando una persona con un volumen urinario normal evidencia otros datos de disminución de la TFG, es decir, una concentración elevada de creatinina sérica o depuración de creatinina reducida.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario