¿Cómo sabemos que una persona tiene asma?


Para el diagnóstico correcto de la enfermedad son importantes tres puntos:

La Historia clínica:son muy importantes las respuestas a las preguntas que nos hace el médico, ya que la historia es una de las cosas que más nos ayuda a saber si se padece asma. Tiene tanta importancia, que, si después de finalizarla, el médico sospecha que el diagnóstico puede ser asma, ya puede poner tratamiento.
Espirometría:Es una prueba con la que se consigue medir objetivamente el grado de obstrucción bronquial. Con ella se comprueba si los bronquios están obstruidos por la inflamación o no, por lo que es una prueba imprescindible para el diagnostico y seguimiento de la enfermedad. Igual que las personas que tienen la tensión alta necesitan medirla con cierta frecuencia, o los diabéticos saber qué cifra de azúcar tiene en la sangre, los asmáticos necesitan conocer cómo está su obstrucción bronquial. Si al realizar la prueba se observa que los bronquios están obstruidos, nos aseguraremos que la obstrucción mejora, o desaparece, dando un medicamento broncodilatador. Si esto sucede, es seguro el diagnóstico de asma.
Otras pruebas ‘Pruebas alérgicas’:Aunque las pruebas alérgicas sean positivas no se puede establecer un diagnóstico de asma. Una gran parte de la población tiene las pruebas de la alergia positivas pero, de ellos, sólo aproximadamente una cuarta parte tienen asma.
Por el contrario, las pruebas pueden ser negativas y padecer la enfermedad. Aunque no ayuden al diagnóstico de la enfermedad, sí confirman qué sustancias alérgicas pueden estar jugando un papel importante en el desencadenamiento de las crisis y poder tomar una actitud contra ellas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario