¿EN QUÉ CONSISTE LA DIABETES MELLITUS?


Incapacidad total o relativa del páncreas en producir la hormona insulina, lo cual trae como consecuencia una elevación del azúcar en la sangre (glicemia).

La Diabetes Mellitus se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, debido a una baja producción de la hormona insulina o por su inadecuado uso por parte del cuerpo, produciendo alteraciones en el metabolismo de los distintos nutrientes.

Dependiendo de la causa que la origine, esta enfermedad se clasifica en dos tipos:

– Diabetes Mellitus Tipo 2

Representa aproximadamente el 90% de los casos en Chile. Se conoce como no insulinodependiente y se presenta frecuentemente en mayores de 35 años.

Esta Diabetes se asocia a una menor producción de insulina por las células beta del páncreas, y a una resistencia de los tejidos (grasa, músculo, hígado) a la acción de ésta.

Generalmente, las personas que tienen esta enfermedad son obesas, sedentarias y no presentan síntomas o molestias, situación muy preocupante pues se calcula que el 50% de los diabéticos que existen en este momento no saben que la padecen. Sin embargo, cuando se manifiesta es con un aumento exagerado de la sed –polidipsia-, de orina –poliuria- y una disminución de peso a veces asociado a mayor apetito. Además, hay decaimiento, somnolencia y fatigabilidad.

El Dr. Jaime Pérez, Endocrinólogo de Clínica Santa María explica que “el nivel elevado de azúcar en la sangre –Hiperglicemia- daña las células de diversas partes del organismo en forma progresiva y silenciosa, causando ceguera, daño renal y atrofia de los músculos. Así también, puede producir disfunción eréctil en el hombre y afectar a las arterias del cuerpo, manifestándose con un Accidente Vascular Encefálico, Infarto al Corazón y/o amputaciones”.

Las personas que padecen de Obesidad, tienen antecedentes familiares y las mujeres que han tenido hijos con un peso de más de cuatro kilos al nacer (madre y recién nacido), están más propensas a sufrir esta enfermedad.

Para asegurar un buen pronóstico y prevenir su aparición en personas de alto riesgo, es importante educar al paciente y grupo familiar; alimentarse saludablemente para mantener una buena relación peso /talla y así evitar la acumulación de grasa abdominal; realizar actividad física para disminuir la grasa corporal. En los Diabéticos diagnosticados se debe medir las glicemias capilares (Autocontrol) y cada tres meses la Hemoglobina glicosilada A1c.

– Diabetes Mellitus Tipo 1

La frecuencia en Chile de este tipo de diabetes es una de las más bajas del mundo. Se da frecuentemente en niños, aunque no es exclusiva de ellos, y la probabilidad de que el hermano de un paciente sufra este mal es remota.

Las personas con esta Diabetes son insulinodependientes, pues carecen de insulina por destrucción de las células beta del páncreas, como consecuencia de un desorden de la inmunidad.

Si bien la Diabetes Mellitus Tipo 1 no se puede prevenir, el especialista entrega algunas recomendaciones para sobrellevarla de la mejor manera:

– Si un paciente diabético se incorpora a un programa de actividad física, debe comunicárselo a su médico y al profesor de Educación Física.
– Las personas diabéticas no deben fumar, ya que el tabaco aumenta significativamente el riesgo de las complicaciones vasculares y de un Infarto Cardiaco, Cerebral y/o amputaciones.
– El consumo de alcohol debe ser moderado. El exceso puede significar, en ocasiones, mayores riesgos de elevación o descenso brusco de la glicemia.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario