¿Por qué no puedo ver en tercera dimensión?


Hay ciertas enfermedades oculares que impiden disfrutar de la magia del cine 3D, ya sea porque no permiten percibir este efecto o porque para hacerlo se debe forzar la visión, lo que produce molestias como, por ejemplo, dolor de cabeza.

“Toy Story 3” y “Shrek 4” son dos panoramas imperdibles de estas vacaciones de invierno. No sólo porque son las secuelas de dos éxitos del cine animado, sino también porque incluyen animaciones en tercera dimensión, tecnología que si bien existe hace décadas, recién ha logrado masificarse en los últimos años, llegando incluso a los videojuegos y la televisión.

Sin embargo, no todos pueden disfrutar de la magia del 3D, ya que para ello se requiere de un óptimo sistema de visión “binocular”, conocido como estereopsis. Para ello es necesario que ambos ojos hayan desarrollado en la infancia una buena visión en forma independiente y que, además, puedan trabajar simultáneamente para producir una imagen única percibida por los dos ojos al mismo tiempo, generando el efecto de visión tridimensional a nivel cerebral.

Quienes no cumplen con este requisito no pueden ver en tercera dimensión o lo logran en forma muy disminuida. El doctor Juan Pablo López, oftalmólogo-pediatra de Clínica Alemana, explica que las causas más comunes de este problema son el estrabismo, la anisometropía (diferente vicio de refracción entre ambos ojos) y la ambliopía u ojo flojo.

Tampoco ven en 3D las personas que han perdido un ojo por algún accidente y, por lo tanto, no pueden llevar dos imágenes al cerebro para ser fusionadas. Lo mismo ocurre agrega el especialista- cuando existe una enfermedad o trauma ocular que ha dañado seriamente la visión en uno o los dos ojos, lo que hace imposible obtener imágenes nítidas con ambos.

¿Qué tan frecuente son estos tipos de problemas?
Es difícil estimar la prevalencia real de mala estereopsis en la población general. Sin embargo, sí se conoce la frecuencia de algunas de las patologías que conducen a mala visión binocular. Por ejemplo, la ambliopía afecta a cerca de un 3% de los niños y el estrabismo a un 4 o 5%.

En la población adulta, cobra más importancia el trauma ocular y la pérdida de visión por patología degenerativa o asociada a la edad, como las cataratas y la degeneración macular, que también impiden una correcta fusión de las imágenes y disminuyen la visión binocular.

¿En qué casos esto se puede corregir?
Para lograr una visión binocular óptima, se deben corregir precozmente las causas del deterioro de la estereopsis. El estrabismo, los vicios de refracción, la anisometropía y el “ojo flojo” o ambliopía deben idealmente comenzar a tratarse antes del año de edad, cuando el cerebro está en pleno proceso normal de desarrollo de la visión en 3D, de lo contrario el daño puede ser irreversible. Es por esto que cobra vital importancia el control de todo niño cuando hay sospecha de estas patologías o bien si tienen un familiar de primer grado (papá o mamá) con dichas enfermedades.

En los casos en que hay una afección que ocasiona mala visión en un ojo y, por lo tanto, impide el correcto uso de ambos ojos a la vez, el tratamiento debe estar destinado a mejorar dicha patología, como por ejemplo la corrección con lentes, la cirugía de cataratas y la de estrabismo, entre otras.

¿Este problema afecta la vida diaria o sólo se percibe ante la dificultad de ver imágenes tridimensionales?
La disminución de visión binocular en 3D no es un fenómeno todo o nada, ya que existe una gradiente entre la completa normalidad y la ausencia total de estereopsis, lo que el oftalmólogo puede medir en forma objetiva mediante pruebas especiales de visión en tercera dimensión.

No obstante, en general las personas con mala visión binocular no se dan cuenta de su defecto y desarrollan una vida absolutamente normal, sólo percatándose de la dificultad de ver en 3D cuando se ven enfrentados a dichas imágenes, al medir su visión binocular en oftalmología o bien cuando por razones laborales se les exige tener buena visión estereoscópica, como sucede en el caso de la geología-cartografía, la aviación militar y algunas especialidades de la medicina, como la oftalmología, entre otras.

En personas con visión normal, ¿puede producir algún tipo de molestia ver imágenes en tercera dimensión?
Una persona con buena visión en cada ojo, adecuada visión binocular (estereopsis) y un buen balance oculo-motor (es decir sin estrabismo), no debería experimentar problemas al ver imágenes o películas en 3D, ni tampoco presentar deterioro a corto o largo plazo. En cambio, un paciente sin visión binocular verá estas películas más borrosas y descoloridas que la versión tradicional en dos dimensiones, pero tampoco presentará más deterioro de su visión y/o estereopsis.

¿Es recomendable tomar ciertas medidas cuando se va a ver una película en 3D?
Para poder apreciar los detalles de las imágenes en 3D de la mejor manera posible, sin síntomas ni molestias y sin fatigarse precozmente, es fundamental que cada ojo alcance la mejor visión posible en forma individual y colectiva. Para esto es necesario usar siempre los lentes de corrección óptica, además de los lentes polarizados o de colores necesarios para ver en 3D.

De lo contrario, el observador estará constantemente “luchando” (a veces inconscientemente) por mantener la visión única y nítida en 3D y comenzará a presentar cefalea, mareos e, incluso, diplopia (visión doble) después de un rato. Ahora, si estos síntomas se presentan cuando el espectador está usando correctamente sus lentes, podría tratarse de un caso de estrabismo descompensado (o desconocido para el paciente) y se aconseja que visite al oftalmólogo para una evaluación.

Ver en stereo
La estereopsis (de stereo que significa sólido, y opsis visión o vista) es el proceso dentro de la percepción visual que permite experimentar la sensación de profundidad a partir de dos proyecciones levemente distintas del mundo físico en las retinas de los ojos.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Oftalmología.




One Response to “¿Por qué no puedo ver en tercera dimensión?”

  1. jemay montealegre robledo Dice:

    me afecta el tener ausencia de estereopsis desempeñandome como conductor siendo mi profesion a la cual me dedico hace 20 años


Deja un comentario