¿Qué es la presbicia?


¿Qué es la presbicia?
La presbicia (conocida popularmente como vista cansada) es la consecuencia de una pérdida progresiva de la capacidad que tiene el ojo para enfocar y producir en la retina una imagen nítida de los objetos que están cerca (acomodación). Al aumentar la edad, va disminuyendo paulatinamente la amplitud de acomodación. Este proceso se produce desde la adolescencia, que es cuando mayor amplitud de acomodación tenemos. Cuando la amplitud de acomodación disminuye hasta ser solamente de 4 dioptrías, empezamos a notar dificultades para ver nítido a la distancia próxima. A este fenómeno le llamamos presbicia.

¿Qué produce la presbicia y cómo se produce?

La capacidad de acomodación que tiene el ojo depende del funcionamiento correcto de algunas de sus estructuras: el cristalino, los cuerpos ciliares y el músculo ciliar. Cuando miramos a un objeto cercano, se produce un desenfoque de la imagen en la retina. La percepción de este desenfoque desencadena la estimulación ner

¿Cuándo sospechar la existencia de presbicia?
Debemos sospechar de la existencia de presbicia si a partir de cierta edad, generalmente 35-40 años pero puede ser algo antes o después, es necesario alejar la lectura o la costura más allá de lo que teníamos por costumbre. Este alejamiento lo producimos generalmente estirando los brazos, lo que tiene como efecto que veamos más nítidas las letras del texto o los hilos de la costura. También hace sospechar la presencia de presbicia la necesidad de acercar la lectura o la costura a una fuente de luz, con el mismo efecto de nitidez que con el alejamiento. Si se realizan las dos maniobras (estiramiento de brazos y acercamiento a la luz), los efectos pueden sumarse.

¿Cómo saber o confirmar la presencia de presbicia?
Siempre que al llegar a una cierta edad (a partir de los 30-35 años dependiendo de la latitud) se tengan dificultades para ver nítidos los objetos próximos se puede sospechar la presencia de presbicia. A veces, las personas no son concientes de sus dificultades de visión, que pueden ir evitando alejándose la tarea (estirando los brazos), aumentando la iluminación o dejando de leer o coser con la excusa de que cada vez les gusta menos. Si estas dificultades se presentan demasiado pronto (antes de los 30-35 años) es posible que exista otro problema visual añadido como la hipermetropía o el astigmatismo.

¿Cómo se soluciona la presbicia?
Como ya hemos dicho, la presbicia es inevitable y no tiene solución. Lo que sí tiene solución es la consecuencia de la presbicia, que son las dificultades antes nombradas y sus posibles consecuencias futuras, que luego detallaremos. Sea cual sea el momento en que se presentan las dificultades visuales, se debe consultar a un especialista de la visión. Si es un poco pronto para que sea presbicia, el especialista determinará la causa de las dificultades, que puede ser otro problema visual (hipermetropía y/o astigmatismo) o, más raramente, un problema patológico. Siempre que se averigüe que es auténtica presbicia, la solución a las molestias y dificultades pasa por la utilización de lentes de adición, que restituyen la amplitud de acomodación necesaria y suficiente para poder realizar tareas de cerca cómodamente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oftalmología.




Deja un comentario