Abdominoplastía


Una cintura definida demuestra buena salud, en cambio la grasa en esa zona se relaciona con enfermedades.

Por eso los hombres sienten una atracción natural hacia la cintura femenina, ya que ella es signo de posibilidades reproductivas y, por lo tanto, de conservar la especie.

Para corregir un abdomen abultado o flácido producto de la edad, el embarazo y el sobrepeso, tanto en hombres como en mujeres se utiliza la liposucción abdominal o abdominoplastía.

1. Abdominoplastía

Una cirugía completa demora cerca de tres horas y una parcial una hora. Se requiere de anestesia general, peridural o raquídea. A través de una incisión sobre el pubis -que se extiende a las caderas-, y otra alrededor del ombligo, se acercan los músculos abdominales mediante suturas para acinturar y retira el excedente de grasa y piel.

Después se instala drenajes y se sutura la piel con apósitos y una faja. En la miniadbominoplastía la incisión es más pequeña y no se reubica el ombligo.

Cuando el exceso de grasa y la flaccidez muscular es menor, y en el caso de algunos pacientes seleccionados, se puede realizar esta cirugía por vía endoscópica, la que deja pequeñas cicatrices y no reseca la piel.

Se recomienda dejar el tabaco y seguir las instrucciones del médico tratante respecto de los medicamentos que no se deben ingerir antes de la intervención.

• El abdomen se siente inflamado, además de otras molestias que son atenuadas con medicamentos. A pesar de que al día siguiente el paciente no se podrá parar por completo, debe intentar moverse durante los primeros días, para evitar permanecer muchas horas sentado. Es recomendable no estirarse ni doblarse, porque esto puede aumentar la hinchazón y los sangramientos. Se aconseja dormir de espaldas en posición semisentada, con una almohada debajo de las rodillas.

• La hinchazón y las contusiones duran varias semanas, y el entumecimiento en algunas áreas persiste por una par de meses. Las suturas son sacadas entre los siete y catorce días. La recuperación depende del estado de salud de cada persona, pero generalmente se vuelve a las actividades normales y ejercicios a las tres semanas. Un malestar durante este período es normal, pero un dolor severo debe ser consultado.

• Las cicatrices son más notorias en los primeros seis meses, pero después se aplanan y pierden color. Aunque nunca desaparecen, quedan escondidas en los trajes de baño y ropa interior.

• El resultado es un abdomen más plano y firme, que dura por muchos años, a no ser de que se suba mucho de peso o se embarace. Estas condiciones y el paso de los años pueden entusiasmar para una nueva cirugía.

• Las complicaciones más comunes son hematomas e hinchazón, pero también existen casos de sangramiento, infecciones y tejidos sueltos a lo largo de la cicatriz, situación que es más frecuente en fumadores y diabéticos. Si la cicatrización es defectuosa, se puede corregir con otra cirugía.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cirugía Plástica.




2 Responses to “Abdominoplastía”

  1. Mona Dice:

    Me opere hace seis meses pero mi apdomen
    Esta muy inflamado es normal


  2. Vicky Dice:

    Súper interesante el post. Hace un año tuve mi segundo hijo y quiero hacerme una abdominoplastía, la competencia es cada vez mayor, hay muchas mujeres haciéndose este tipo de intervenciones y prácticamente tener 40 años hoy es como tener 30 hace unos años atrás, como vi en un video que encontré el otro día y donde habla un médico llamado juan perez, así es que ando recopilando información.
    Felicitaciones y saludos.


Deja un comentario