ADIÓS SIBUTRAMINA, BIENVENIDA CALIDAD DE VIDA


Este fármaco, que se comercializaba en Chile desde 1997, debió dejar los estantes de las farmacias. Tras demostrar que sus efectos adversos son más graves que los beneficios que podía aportar, el mes pasado se prohibió su venta en el país. Esta situación es una nueva prueba para comprobar que no existen medicamentos efectivos y sin riesgos para bajar de peso, y que la única solución sana y que da resultados permanentes es el cambio de hábitos.

Desde hace unas semanas, la Sibutramina fue retirada del mercado. Muchos lloraron su partida por no saber qué iba a pasar con sus tratamientos o planes de bajar de peso sin la pastilla ¿milagrosa? Había quienes llevaban meses tomándola y veían resultados al mirarse al espejo, ya que al usarla en forma sistemática se lograba inhibir el apetito potenciando el efecto de pérdida de kilos de su dieta normal. Así, el peso perdido podía fluctuar entre tres a 10 kilos en seis a 12 meses de tratamiento.

Pero, si es un medicamento efectivo para eliminar el sobrepeso, ¿por qué el Instituto de Salud Pública (ISP) decretó suspender su venta?

Tras múltiples investigaciones y estudios, se logró demostrar que la Sibutramina puede provocar problemas cardiacos en quienes la consuman. En el fondo, el daño que puede causar es mayor que el beneficio que aportaba en la baja de peso.

¿Cómo actúa?
Este fármaco, que es estructuralmente cercano a las anfetaminas, actúa inhibiendo la recaptación de noradrenalina, serotonina y, en menor escala, de la dopamina. Tiene un efecto supresor del apetito, ya que proporciona una sensación de saciedad, además de producir un aumento de la termogénesis que acrecienta el consumo calórico. Por lo tanto, al logra reducir la ingesta y aumentar el consumo calórico, se obtiene una rápida pérdida de peso.

Por eso, se recetaba en tratamientos para bajar de peso, entregando a quienes la consumían una forma fácil de controlar el apetito y, por ende, eliminar kilos en forma supuestamente fácil.

Más que un efecto rebote
El Dr. Pablo Pedreros, Cardiólogo de Clínica Santa María, explica que el efecto inicial de pérdida de peso que produce la Sibutramina, se recupera rápidamente al suspender su consumo. Es decir, se provoca el famoso ´efecto rebote´. Además, mientras se toma, sus efectos adversos típicos son sequedad de la boca, dolor de cabeza, insomnio y estreñimiento.

Hay quienes soportaban o estaban dispuestos a tener estos síntomas con tal de eliminar el sobrepeso. Pero, los resultados de los estudios demostraron la existencia de contraindicaciones más severas.

“Desde el punto de vista cardiovascular, la adecuada corrección del sobrepeso se asocia a una disminución de la presión arterial y a una normalización de los niveles de glicemia, LDL (colesterol) y triglicéridos. Sin embargo, en numerosos estudios clínicos se ha evaluado que la baja de peso asociada al uso de este fármaco, no produce un efecto beneficioso en los niveles de LDL. Además, se observa un aumento de la presión arterial, que es todo lo contrario a lo que se persigue con un buen control de peso. En este sentido, la Sibutramina conduce a una baja de peso ´cosmética´, que es temporal y solo se asocia al periodo de ingesta del fármaco”, explica el Dr. Pedreros.

En numerosos países europeos y norteamericanos existen organismos de farmacovigilancia poblacional, los que recogen datos de efectos adversos a medicamentos. En el caso de la Sibutramina, desde el año 2002 existen reportes en Italia, Reino Unido, Francia, Canadá y EE.UU., que relacionan su consumo a eventos de arritmias graves, reacciones peligrosas y muertes. Esto llevó a los países europeos a la suspensión de su venta en forma progresiva. Este año se publicó uno de los estudios de mayor importancia: el SCOUT (Sibutramine Cardiovascular OUTcome trial), que demuestra en forma contundente el riesgo del tratamiento con este fármaco.

Estos sucesos que acontecieron a principios de este año, llevaron a los organismos equivalentes en nuestro país a tomar la misma medida, por lo que la Sibutramina ya no debería estar disponible en el mercado.

Estudio SCOUT: el responsable de su eliminación
Hay quienes se preguntan por qué era permitido su uso y por qué todavía hay médicos que la aprueban. El Dr. Pedreros señala que “la falta de estudios serios y bien estructurados que evalúen el efecto de este fármaco sobre la morbimortalidad, abre un flanco muy fácil por donde los especialistas que quieran usarlo no encuentren ´razones válidas´ para su suspensión”.

Además agrega que, “hasta ahora el único estudio serio y randomizado que estudia el efecto cardiovascular de la Sibutramina, es el estudio SCOUT. Su objetivo fue conocer el impacto del tratamiento con este fármaco sobre el riesgo cardiovascular, para lo cual incluyó a más de 10 mil pacientes. Su publicación se realizó recientemente en una de las revistas de salud mundial más prestigiosas y demostró que su uso sí se asocia a un aumento del riesgo cardiovascular; de infartos cardiacos, accidentes vasculares encefálicos (AVE) y muerte cardiovascular en un 16%”.

El impacto de esta publicación bastó para que a inicios del 2010 se suspendiera la venta de Sibutramina en España. En EE.UU., la FDA comunicó en octubre pasado la finalización voluntaria de su comercialización por parte de la empresa farmacéutica y sugirió a los médicos que recomienden su suspensión a aquellos pacientes que la consumían.

¿Es sustituible la sibutramina?
Primero fueron las anfetaminas, luego llegó la Sibutramina y entre ellas pasaron otra serie de medicamentos diciendo ser la solución para reducir los kilos de más, y una vez más se demostró que no existen “pastillas milagrosas”.

Según el especialista, no hay medicamentos que sirvan para bajar de peso sin que tengan contraindicaciones y recomienda que “el manejo dietético se debe realizar en forma personal, evitando el consumo de alimentos fuera de los horarios normales y el exceso de consumo antes de dormir. Esto se debe asociar a una actividad física adecuada de al menos 30 minutos tres veces a la semana. Con estas simples medidas se debiera bajar de peso -entre uno a dos kilos al mes-, lo que a un año puede significar diez a doce”.

En conclusión, se puede afirmar que no existen maneras mágicas ni instantáneas para bajar de peso. El mejor remedio para lograrlo es un cambio en el estilo de vida por uno más saludable, lo que requiere esfuerzo y un constante aprendizaje para conocer las cosas que realmente le hacen bien al cuerpo y que pueden lograr este cambio de manera permanente.

Consejos

•Pesarse diariamente en las mañanas, al levantarse, para ir evaluando el efecto de la dieta y los ejercicios en el peso. Esta baja de peso ´natural´ es la que realmente se acompaña de los beneficios cardiovasculares y metabólicos.
•De no lograr una baja de peso con estas medidas, los pacientes debieran ser evaluados por un equipo de obesidad con especialistas en nutrición, cardiovascular etc. para ver qué otras alternativas tomar. Clínica Santa María cuenta con el Programa de Sobrepeso y Obesidad, en que un equipo integral ayudan al paciente a tratar su problema de peso con técnicas y herramientas eficaces en el tiempo.

La mejor manera de bajar de peso, es con un cambio en el estilo de vida. Esto significa cambiar la alimentación por una rica en frutas, verduras, alimentos bajos en grasa y bajos en azúcares; evitar el consumo excesivo de alcohol y de cigarrillo; realizar ejercicio mínimo 30 minutos tres veces por semana; mantener un sueño saludable y aprender a relajarse para evitar situaciones de estrés. Según todos los médicos de las diferentes especialidades, éste es el mejor remedio, que además tiene el beneficio de estar al alcance de todos y no produce contraindicaciones.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




One Response to “ADIÓS SIBUTRAMINA, BIENVENIDA CALIDAD DE VIDA”

  1. Tomas Dice:

    Estimado la sibu fue sacada por presion comercial…abbott presentará 3 nuevos medicamentos este año que reemplazaran las ganancias que dejaba el reductil hace 10 años atraz… no crea mucho en articulos masivos que eluden y esconden la verdad….la salud no existe, es sólo un negocio mas para las grandes multinacionales y extranjeras..y nosotros somos su alimento….
    mejore su manera de investigar y si tiene apoyo politico muestre la verdad, pero cuidado cuando uno se hacerca a la verdad empiezan a pasar cosas raras y es mejor callar como lo tuve que hacer yo.
    Bio-quimico.


Deja un comentario