Alfacalcidol (Oral)


¿QUÉ ES?
El alfacalcidol es una forma de vitamina D que se usa para tratar la hipocalcemia (falta de calcio en la sangre). También se usa para tratar ciertos tipos de enfermedad de los huesos que pueden ocurrir con la enfermedad del riñón en pacientes con diálisis del riñón.

Si algo de la información en este folleto le causa preocupación especial o si desea más información acerca de su medicamento y su uso, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. Recuerde, mantenga éste y todos los demás medicamentos fuera del alcance de los niños y nunca comparta sus medicamentos con otras personas.

ANTES DE USAR
Dígale a su médico, enfermera y farmacéutico si usted . . .

es alérgico a cualquier otro medicamento, ya sea recetado o no;
está embarazada o piensa quedar embarazada mientras esté usando este medicamento;
está dando el pecho;
está tomando cualquier otro medicamento recetado o no, especialmente preparaciones que contienen calcio, antiácidos que contienen magnesio, otras formas de vitamina D o diuréticos tiazídicos;
tiene cualquier otro problema médico, especialmente enfermedad del corazón o de los vasos sanguíneos o enfermedad del riñón.

USO APROPIADO
Tome este medicamento tal como se le indicó. No tome más de ello ni lo tome con más frecuencia de lo que le hayan indicado. El hacerlo puede aumentar la posibilidad de una sobredosis.

Si se le pasa una dosis de este medicamento y su horario de dosificación es:

Una dosis cada día por medio

Tome la dosis olvidada lo antes posible si la recuerda el día en que debe tomarla. Luego vuelva a su horario regular de dosificación. Sin embargo, si no se acuerda de la dosis olvidada hasta el día siguiente, tómela en ese momento. Luego deje pasar un día y vuelva a empezar su horario de dosificación. No use doble cantidad.

Una dosis al día

Tome la dosis olvidada lo antes posible. Luego vuelva a su horario regular de dosificación. Sin embargo, si no la recuerda hasta el día siguiente, déjela pasar y vuelva a su horario regular de dosificación. No use doble cantidad.

Más de una dosis al día

Tome la dosis olvidada lo antes posible. Luego vuelva a su horario regular de dosificación. Sin embargo, si es casi hora para su próxima dosis, deje pasar la dosis olvidada y vuelva a su horario regular de dosificación. No use doble cantidad.

Para guardar este medicamento:

Guarde fuera del alcance de los niños. Alejado del calor y la luz directa. No lo guarde en el baño, cerca del lavaplatos en la cocina o en otros sitios húmedos. El calor o la humedad pueden deteriorar el suplemento de vitaminas. Evite la congelación del líquido oral del suplemento de vitaminas. No conserve suplementos de vitaminas cuya fecha haya expirado o que no necesita más. Asegúrese de desechar sus suplementos de vitaminas en un sitio fuera del alcance de los niños.

PRECAUCIONES
Su médico debe revisar su progreso mediante visitas regulares para asegurar que el medicamento no cause efectos no deseados.

No tome ningún medicamento o suplemento de la dieta sin receta (de venta libre) mientras esté tomando este medicamento, a menos que se lo haya dicho su médico. El calcio, el fósforo o la vitamina D que estos medicamentos pueden contener pueden aumentar la posibilidad de efectos secundarios.

No tome antiácidos que contengan magnesio mientras esté tomando este medicamento. El tomar estos medicamentos juntos puede causar efectos no deseados.

EFECTOS LATERALES
Efectos secundarios que deben ser informados a su médico inmediatamente

Señales tardías de una sobredosis grave — Presión alta; latidos irregulares; dolor de estómago (muy fuerte)

Otros efectos secundarios que deben ser informados a su médico

Señales tempranas de una sobredosis — Estreñimiento (especialmente en los niños o en los adolescentes); diarrea; Boca seca; dolor de cabeza (continuo); aumento en la frecuencia de la necesidad de orinar, especialmente de noche, o en la cantidad de orina; aumento de sed; pérdida del apetito; sabor metálico; náuseas o vómitos (especialmente en niños o adolescentes); cansancio o debilidad inusual

Señales tardías de sobredosis — Dolor de los huesos; orina turbia; sueño; aumento en la sensibilidad de los ojos a la luz o irritación de los ojos; comezón de la piel; cambios mentales o del humor; Dolor de los músculos; náuseas o vómitos; pérdida de peso

Otros efectos secundarios no listados arriba también pueden ocurrir en algunos pacientes. Si nota cualquier otro efecto, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja una respuesta