ALTERACIONES DE LA TIROIDES


Es una glándula que controla gran parte de nuestro organismo. Cuando sufre alguna alteración produce graves enfermedades, siendo las mujeres las principales afectadas.

Factores genéticos y un excesivo consumo de yodo, son los principales responsables de que la tiroides sufra alguna alteración en el organismo, afectando el ciclo menstrual, piel, uñas, fertilidad y estado de ánimo, entre otros.

Las enfermedades más comunes que se asocian a una mala función de la tiroides son:

1.- Hipertiroidismo: Es el exceso de producción de hormonas tiroideas, causado por la enfermedad de Graves´s Basedow. Esto ocasiona una disminución de peso, taquicardia, palpitaciones, sudoración, deposiciones diarreicas, reglas irregulares, cansancio, fatiga muscular o dolor en las articulaciones.

Existen tres tratamientos: medicamentos, yodo radioactivo y cirugía. Dependiendo de la persona, será el método que se utilice para regular la excesiva producción de estas hormonas, siendo la cirugía la opción menos utilizada.

2.- Hipotiroidismo: Es el desorden tiroideo más común, y significa que la glándula tiroidea no produce una cantidad suficiente de esta hormona. Sus síntomas son cansancio, sueño, sensación de frío, piel reseca o escamosa y dolores musculares o de las articulaciones. Si no se trata a tiempo, puede causar daños cardiovasculares como arritmia u otras alteraciones del corazón. Para esto, se usan medicamentos que reemplace la tiroides que no produce, y no se debe suspender el tratamiento a menos que el especialista lo indique.

3.- Nódulos: Son protuberancias anormales, producto de un crecimiento de tejido tiroideo encapsulado. Pueden desarrollarse a cualquier edad, aunque es más frecuente en las mujeres de edad mediana.

“Las causas de su aparición se desconocen y, en la mayoría de los casos, son benignos. Solo el 5% de ellos pueden ser cancerígenos. Para detectarlos, el mejor procedimiento es la Ecografía Tiroidea, la cual da una orientación al médico sobre su tamaño y características. Se deben biopsiar todos los nódulos mayores de 1 cm. o que tengan características sospechosas de malignidad en la ecotomografía. Este procedimiento lo hacemos de rutina en Endocrinología”, explica la Dra. Miren Osorio, endocrinóloga de Clínica Santa María.

Son asintomáticos y en general no representan gran peligro, pero es importante diagnosticarlos a tiempo para evitar alguna complicación.

– Recomendaciones

Las mujeres que padezcan de hipertiroidismo no deben quedar embarazadas, por lo que es necesario el uso de anticonceptivos. “Si la mujer se embarazó con hipertiroidismo corre el riesgo de un aborto en los primeros meses de embarazo o de parto prematuro. Por lo tanto, antes de quedar esperando guagua debe consultar a un endocrinólogo”, asegura la especialista.

En tanto, quienes aumentan considerablemente de peso, llegando a la obesidad, no es responsabilidad de alguna enfermedad asociada a la tiroides. “Cuando hay alteraciones de la tiroides lo máximo que una persona puede subir de peso, son dos a tres kilos debido a la retención de líquidos, pero la obesidad propiamente tal no es causada por la tiroides, sino que por malos hábitos de alimentación y ejercicios”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Exámenes y Equipo Médico.




Deja un comentario