Bebidas alcohólicas


¿Qué son?
Son zumos fermentados que contienen alcohol. En este grupo se incluyen vinos, cervezas, sidras, vermuts, anisados, cavas y champagnes, y licores y aguardientes. Se distinguen las bebidas fermentadas y las bebidas destiladas.

Bebidas fermentadas
Se obtienen al transformarse en alcohol el azúcar que contienen algunas frutas (vino, sidra), la raíz o el grano de algunas plantas (cerveza). Por este procedimiento es difícil conseguir más de un 17 por 100 de alcohol, ya que el propio alcohol mata a la levadura e inhibe la fermentación. Su contenido en alcohol oscila entre unos 3 a 5 grados.

Bebidas destiladas
Se obtienen por destilación o maceración de las bebidas fermentadas, con lo que se consigue aumentar el porcentaje de alcohol. Pueden contener también azúcares simples en diversas proporciones. Son los llamados licores (ginebra, whisky, vodka, ron, etc). Contienen una alta concentración de alcohol, en torno a los 40 grados.

¿Cuántas kilocalorías aportan?
El aporte energético varía en función del grado alcohólico y del contenido en azúcares. Cuando se metaboliza produce 7 kcal por gramo de alcohol. Así, el vino aporta 60 – 70 kilocalorías por 100 gramos, la cerveza de 35 – 45 kilocalorías y el whisky y otras bebidas destiladas unas 240 kilocalorías por 100 gramos.

¿Cómo se calculan las kilocalorías que aporta una bebida?
El porcentaje de alcohol en una bebida alcohólica se expresa en grados. Un litro de vino de 12º o 12% contiene 120 ml de alcohol. Un litro de whisky de 40º contiene 400 ml de alcohol. Para transformar los mililitros en gramos, hay que multiplicar por la densidad del alcohol que es 0,8, lo que significa que 1 cm 3 de alcohol pesa 0,8 gramos.

¿El alcohol es nocivo para la salud?
El exceso de alcohol es responsable de muchos problemas de salud porque solo se pueden metabolizar unos 7 g de alcohol a la hora. Cuando se supera esta cantidad, se queda en la sangre aumentando la tasa de alcoholemia, que si supera los 0,8 g/L, aparece confusión visual y falsa apreciación de las distancias y velocidades. Por encima de 1,5 g/L, aparece visión doble y trastornos de la coordinación de movimientos y equilibrio. Más de 3 g/L provoca embriaguez y con niveles de 4 g/L o más puede sobrevenir el coma etílico.

¿Es recomendable su consumo? ¿Es recomendable su consumo?
El alcohol no es exactamente un alimento y consumirlo en exceso genera un problema para el equilibrio alimentario que interfiere en la absorción y metabolismo nutricional. Lo más deseable sería beber con mucha moderación, considerándose una recomendación saludable no sobrepasar los 40 ml (30 g) de alcohol diariamente, en el caso del hombre, reduciéndose esta cantidad a 27 ml para la mujer. Esto equivale a cuatro cañas de cerveza (1/2 litro) o a cuatro copas de vino (1/4 litro). El alcohol, consumido de forma moderada, parece que ejerce un efecto protector frente a las enfermedades cardiovasculares.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario