Botiquín: Un compañero necesario en vacaciones


El maletín de primeros auxilios ayuda a enfrentar emergencias sin perder tiempo.

Aunque nunca pasa nada, siempre puede ocurrir algo, sobre todo si hay niños cerca y si se está de vacaciones. Para esto es mejor estar preparados con un botiquín de primeros auxilios adecuado para actuar correctamente.

Ya sea en casa, en el auto, en la maleta o en el lugar de trabajo, siempre hay que tener a mano un botiquín bien completo y surtido, con el material sanitario necesario para atender y aliviar pequeñas molestias, síntomas leves o trastornos menores.

Es recomendable que el maletín de primeros auxilios sea una caja de plástico, espacioso, resistente, transparente, fácil de transportar y de abrir.

Es fundamental que esté guardado en un lugar de acceso conocido para los adultos, y fuera del alcance de los niños.

En un botiquín debe haber:
– Un manual de primeros auxilios (retire uno en el Centro de Extensión. Consultas al 210 1365)
– Gasa estéril
– Tela adhesiva
– Vendas elásticas, vendas de gasa
– Toallitas húmedas
– Cotonitos
– Apósitos estériles
– Solución antiséptica
– Suero fisiológico en ampollas plásticas
– Pinzas y tijeras, idealmente estériles
– Férulas (palos de helados)
– Alcohol gel
– Analgésicas, antipiréticos (bajan la fiebre), antiespasmódicos (dolor abdominal) y antialérgicos. Todos estos previamente indicados por un pediatra u otro especialista.
– Los medicamentos habituales indicados por su médico (si se va de vacaciones con su familia)
– Termómetro
– Guantes de vinilo o látex (por lo menos 2 pares)
– Una linterna con pilas de repuesto
– Compresas frío-calor

Si sufre de alguna enfermedad crónica como diabetes, epilepsia, hipertensión, etc., Debe llevar una provisión suficiente de medicamentos para todo el viaje, considerando algún imprevisto como el extravío de alguna caja.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja un comentario