CÁLCULOS RENALES


Aglomeración de cristales minerales que se forman en la vía urinaria, impidiendo el paso de la orina.

Los cálculos renales o urolitiasis se forman en la vía urinaria -riñón, vejiga o uréter-. Están compuestos por microcristales aglomerados, como el oxalato de calcio o ácido úrico, los que se concentran y solidifican creando verdaderas piedras (cálculos) de diferentes tamaños.

Las causas de su aparición se desconocen, pero existe un 60% con antecedentes familiares que los padecen. Así también factores como la excesiva pérdida de líquido a través del sudor, una poca ingesta de agua, una dieta rica en proteínas, en sal o algunos trastornos metabólicos ayudan a su aparición.

Estos minerales son eliminados por el organismo a través de las vías urinarias, no obstante, cuando se aglomeran forman el cálculo y su expulsión es más dificultosa y dolorosa.

El síntoma más común es el cólico renal que se produce cuando el cálculo obstruye el paso de la orina. El especialista explica que “éstos son dolores muy intensos e intermitentes que se originan en el dorso y que se irradian hacia el abdomen, zonas genitales y cara interna del muslo. Además, los cálculos se pueden manifestar con nauseas, vómitos y presencia de sangre en la orina, ya que al ir bajando el cálculo hacia la vejiga daña la pared del uréter”.

La única forma de terminar con estas molestias es eliminando las piedras a través de la orina. Cuando el cálculo llega a la porción más estrecha del uréter, que es llegando desde el riñón a la vejiga, la persona siente una fuerte sensación de orinar, acompañado de ardor y provocando un cuadro similar a la cistitis.

– Tratamientos

Lo más importante en un inicio es calmar el intenso dolor. Por eso, se recomienda usar analgésicos y aplicar calor local para distender las partes contraídas. El tratamiento específico dependerá de la localización y tamaño del cálculo.

“El 90% de los pacientes expulsa estas piedras espontáneamente. Sin embargo, cuando el diámetro supera los cinco milímetros es necesario un procedimiento como la Litotripsia Extracorpórea, el cual logra que el cálculo se fragmente en pequeños pedazos en forma de arenilla”, asegura el urólogo.

Otro tipo de técnica utilizada es la Ureteroscopía, que consiste en introducir un instrumento muy fino por la uretra, vejiga y uréter hasta alcanzar el cálculo y extraerlo directamente. Además, existe la cirugía percutánea en la que a través de una pequeña incisión por el riñón se accede con un Nefroscopio, para tratar cálculos en el riñón de más dos centímetros, que son duros y/o no se pueden fraccionar con Litotripsia.

– Cómo cuidarse

Para prevenir la aparición de nuevos cálculos, el Dr. Balbontín entrega los siguientes consejos:

– Tome entre dos a tres litros de agua al día, pues ayuda a diluir los minerales. De esta forma evita que se junten los cristales y formen las piedras.

– Consuma carnes rojas en forma equilibrada, ya que estimulan la formación de ácido úrico, y alimentos como el chocolate y frutos secos, debido a que pueden producir cálculos de oxalato de calcio.

– Ingiera máximo cinco gramos de sodio al día. El exceso de sal contribuye a que se concentre la orina, favoreciendo la formación de cálculos de oxalato de calcio.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




One Response to “CÁLCULOS RENALES”

  1. beti Dice:

    por q nosepuede comer carne cuando tenes calculo renales


Deja un comentario