CERCA DE 200 PACIENTES YA HAN SIDO OPERADOS EN EL CENTRO CARDIOVASCULAR PEDIÁTRICO


Las cardiopatías congénitas son la primera causa de muerte en Chile en los menores de un año. Por esto, Clínica Santa María cuenta con un equipo multidisciplinario que recibe a los recién nacidos con estas enfermedades.

La principal causa de muerte en Chile en los menores de un año son las cardiopatías congénitas. En esta línea, Clínica Santa María, en su Centro Cardiovascular Pediátrico, ya ha operado a cerca de 200 pacientes desde su inauguración a fines de diciembre 2005

Según comenta el Dr. Stephan Haecker, cirujano cardiovascular pediátrico y médico jefe de este centro, en este período han sido intervenidas personas de Arica a Punta Arenas, incluso extranjeros “quienes han viajado a Chile tras ser derivados por el prestigio de nuestra institución y por la gran confianza que les damos”.

El especialista agrega que “se han realizado todo tipo de cirugías destacando aquellas correctoras en recién nacidos de la máxima complejidad. Además se implementó una modalidad de tratamiento para un grupo especial de pacientes a quienes, en forma conjunta, se hace una intervención quirúrgica con cateterismo intervencional, la que tiene el nombre de procedimiento híbrido, siendo la primera institución en realizarla en el país”.

El Dr. Haecker afirma que en muchas oportunidades “madres embarazadas que se controlan en otros centros tienen su guagua en Clínica Santa María para recibir, desde el inicio, un tratamiento con un equipo multidisciplinario”.

En este sentido, la institución cuenta con una atención integral desde que se detecta la cardiopatía. El doctor asegura que “todo se planifica para que la guagua nazca, se atienda en la unidad y se opere cuando corresponde. Desde el diagnóstico, a la familia se le da apoyo, se organiza la intervención, la resolución del parto y el manejo postnatal”.

Otra característica de este centro es que cuenta con una Unidad de Tratamiento Intensivo (UTI) propia, con personal especializado en el cuidado y tratamiento exclusivo de este tipo de pacientes durante las 24 horas del día, el que también se encarga del traslado de los pacientes críticos desde otros centros hospitalarios frente a cualquier urgencia.

Esta UTI tiene la ventaja de que sus pacientes con cardiopatías congénitas no se mezclan con aquellos que cursan procesos infecciosos, como son los cuadros virales o infecciones graves, evitando así complicaciones mortales.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario