Cirugia plastica: aumento-mamario


Es una de las cirugías más frecuentes. Realza, aumenta y permite mejorar mamas que no se desarrollaron o que se atrofiaron con la lactancia.

El aumento mamario es una cirugía bastante estacional. Las pacientes consultan al comienzo de la primavera, época donde empieza a mostrarse más el cuerpo.

Dentro de los motivos que llevan a las mujeres a realizarse un aumento de pechos, está la Hipotrofia –mamas que no se desarrollaron– o bien, después de un embarazo y la lactancia las mamas se atrofiaron en la parte superior, por lo tanto deciden mejorar su aspecto.

“Muchas de las mujeres que se realizan esta operación buscan un resultado discreto para sentirse bien. No solicitan una cirugía sofisticada que exalte demasiado un rasgo, sino que pretende reanimar una mama que se atrofió con la lactancia o bien en mujeres muy jóvenes que nunca desarrollaron bien sus mamas”, explica la Dra. María Teresa Pesqueira, médico jefe de la Unidad de Cirugía Estética, Plástica y Reparadora de Clínica Santa María.

La especialista cuenta que “las mujeres tienen un ‘ideal estético’ que habitualmente se asocia a una mama desarrollada, no plana, y como hoy en día hay una fuerte exposición del cuerpo femenino en los medios estas mujeres también quieren conseguir ese ideal”.

El aumento mamario consiste en introducir un implante para aumentar el tamaño de la mama, a través de incisiones pequeñas localizadas alrededor de la areola o en el surco submamario el implante se sitúa por detrás de la glándula mamaria o del músculo. Según el tipo de mama el médico tiene que buscar la forma más adecuada para cada paciente.

Es importante destacar que la presencia de un implante mamario no interfiere con la lactancia y es bien tolerado durante el embarazo.

– Algunos consejos

Se pueden hacer esta cirugía todas las mujeres mayores de 18 años sanas, es decir, que no tengan ningún tipo de contraindicación médica para someterse a una intervención quirúrgica.

Antes de cualquier cirugía estética, la paciente tiene que tener clara su decisión y conversar con el especialista acerca de los resultados que quiere obtener, si es un aumento discreto o algo más llamativo. Una vez que la mujer se prueba previamente los implantes, para ver el tamaño y forma que quiere, se efectúa la operación si cumple con los requisitos.

Se recomienda no fumar tres semanas antes de la operación, ya que dificulta la cicatrización en cualquier cirugía. Además, durante ese mismo tiempo se deben suspender todos los medicamentos, ya que algunos pueden interferir con la anestesia o favorecer una trombosis como los anticonceptivos. También eliminar el consumo de algunas vitaminas y la aspirina, pues son anticoagulantes.

El aumento mamario es una cirugía que dura aproximadamente una hora, es simple y no tiene mayores problemas en el post operatorio. Se suele recomendar una noche de hospitalización y la persona se va a su casa generalmente sin drenajes, utilizando un sostén especial durante tres semanas día y noche.

Después de siete días se retiran los puntos y la persona puede empezar una actividad normal, pero sin ejercicios violentos del tren superior durante seis semanas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cirugía Plástica.




Deja un comentario