Clínica Alemana lanza Programa “Vivir Liviano”


La iniciativa se dio a conocer el 11 de mayo en un evento que contó con especialistas de Clínica Alemana y con la psicóloga Pilar Sordo, como moderadora.

La obesidad es una enfermedad crónica que puede llegar a reducir la esperanza de vida de una persona hasta en diez años, dado que suele estar asociada con muchos otros problemas de salud, como diabetes, artrosis, patologías cardiovasculares y cánceres, principalmente de endometrio, mama y colon.

Periódicamente, aparecen dietas y otras fórmulas que prometen acabar con el sobrepeso, sin embargo, la única manera de hacerlo es a través de un manejo médico multidisciplinario. Por eso Clínica Alemana creó el Programa de Tratamiento Integral de Obesidad en Adultos “Vivir Liviano”, un plan especializado a cargo de nutriólogos, cirujanos, psiquiatras, nutricionistas, kinesiólogos y enfermeras.

El lanzamiento de esta iniciativa se realizó el 11 de mayo, en el Hotel Grand Hyatt, en una ceremonia que contó con especialistas de Clínica Alemana y con la psicóloga Pilar Sordo, que participó como moderadora invitada. Aquí se abordó en una mesa redonda, en forma integral y entretenida, el tema del sobrepeso y obesidad desde el punto de vista médico, quirúrgico y social.

El Programa “Vivir Liviano” está orientado a quienes necesiten disminuir su peso, personas que requieran una preparación para un bypass gástrico o gastrectomía en manga y aquéllos que deben optimizar la pérdida de peso luego de un una cirugía de este tipo. El propósito es otorgar un tratamiento adecuado a cada paciente, motivando cambios en su estilo de vida.

La doctora Carolina González, nutrióloga a cargo de esta iniciativa, explica que su principal ventaja es que “es un programa individualizado y flexible, es decir, se evalúa al paciente y según sus características se decide qué especialistas lo deben apoyar en su baja de peso. Además, se le da mucho énfasis al seguimiento a largo plazo, dado que la obesidad es una enfermedad crónica”.

Epidemia
En los últimos años se ha visto en el mundo y también en Chile un aumento sostenido de la obesidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que el exceso de peso ha alcanzado caracteres de epidemia a nivel mundial y calcula que en 2015 habrá aproximadamente 2.300 millones de adultos con sobrepeso y más de 700 millones con obesidad.

Los interesados en participar de “Vivir Liviano” deben contactarse con la enfermera coordinadora de este programa -el que depende del Servicio de Medicina Preventiva- para luego ser sometidos a una evaluación y diagnóstico médico. Dependiendo de las características de cada paciente se determinará su plan de tratamiento, que en algunos casos incluirá una cirugía bariátrica. Una vez alcanzado el peso deseado, el paciente continúa con el programa de seguimiento y control.

Tratamiento quirúrgico
Clínica Alemana cuenta con un equipo de cirujanos especializados en cirugía bariátrica, con amplia experiencia en estas
intervenciones.Quienes tienen indicación de operarse son evaluados previamente por un grupo de profesionales para definir la mejor técnica quirúrgica.

El doctor Jorge León, jefe del Departamento de Cirugía, sostiene que las técnicas que han demostrado ser eficientes en la baja de peso y a la vez seguras, son la gastrectomía vertical en manga y el bypass gástrico. Explica que elegir una u otra opción depende a grandes rasgos del índice de masa corporal (IMC) del paciente y de la patología asociada. En líneas generales, cuando hay un IMC mayor de 40 más diabetes mellitus, la indicación es fundamentalmente bypass gástrico. “De todas maneras, cada paciente se presenta ante un comité multidisciplinario para una óptima decisión”, asegura.

En los últimos años, una cirugía que ha dado muy buenos resultados es la gastrectomía vertical en manga, técnica restrictiva, es decir que limita la ingesta de alimento. Consiste en la resección de un 80% del estómago dejándolo en forma de tubo con una capacidad total de 200 a 300 cc. Esto reduce la cantidad de alimentos que se puede ingerir. Además disminuye la secreción de grelina, que es una de las hormonas que estimulan el apetito.

Otra alternativa es el bypass gástrico, técnica que combina lo restrictivo y la mala absorción. Se reduce el tamaño del estómago, seccionando la parte más alta para dejar un reservorio gástrico de 20 a 50 cc, el cual se conecta directamente con el intestino delgado, saltándose la llegada de la secreción biliar y pancreática, lo que se traduce en menos absorción de alimentos.

Para el éxito a mediano y largo plazo, se requiere un cambio de hábito en lo alimentario y en lo que respecta a mantener una actividad física permanente. El control con los especialistas es de vital importancia.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario