CLÍNICA SANTA MARÍA DESARROLLA PROGRAMA DE DETECCIÓN PRECOZ DEL CÁNCER BRONQUEAL


Este programa ha permitido detectar el cáncer bronquial en muchos pacientes, que de otra manera se habrían demorado años en tratar esta enfermedad de detección tardía.

El cáncer bronquial es la primera causa de muerte en hombres en Estados Unidos y la segunda en el caso de las mujeres. En Chile no estamos tan lejos de estas estadísticas. Hoy en día mueren al año cerca de 18 habitantes por cada 100.000, por lo que este tipo de cáncer se ha convertido en la segunda causa de muerte en los hombres y la cuarta en las mujeres de nuestro país.

Estas cifras se irán igualando entre ambos sexos por el gran aumento del consumo de cigarrillo en la mujer. El 80% de los cánceres bronquiales ocurren en fumadores, en general mayores de 50 años, con un pick entre los 60 y 70 años.

Se origina en el árbol bronquial, está estrechamente relacionado al consumo de cigarrillo y al momento de su diagnóstico, la gran mayoría se encuentra en una etapa avanzada para un tratamiento curativo.

El cáncer bronquial se caracteriza por ser un tipo de cáncer de detección tardía, lo que produce que el pronóstico de esta enfermedad sea en general malo por lo avanzado que se encuentra al momento de consultar.

Se describe la aparición de tos persistente sin causa aparente o cambios en la tos crónica propias del fumador y aparición o aumento del desgarro que puede ser sanguinolento. En etapas avanzadas hay baja de peso y hemorragia bronquial. Habitualmente es el momento en que la persona consulta médico y la Radiografía de Tórax demuestra la presencia de un tumor.

Sólo al 30% se le puede ofrecer alguna alternativa, siendo la sobrevida global a 5 años de un 12 a un 15%, sin embargo, cuando la enfermedad se detecta en etapas muy precoces, la sobrevida alcanza a más del 80% a 5 años. Por eso, todos los esfuerzos para controlar esta enfermedad deben estar dirigidos a la supresión del consumo de cigarrillo y a la detección precoz.

Desde 1998 Clínica Santa María desarrolla el programa de “Diagnóstico Precoz de Cáncer Bronquial”, que ha dado excelentes resultados, convirtiendo a este establecimiento en el único en contar con este programa preventivo.

Desarrollado por un equipo multidisciplinario de especialistas de Clínica Santa María que incluye médicos broncopulmonares, cirujanos torácicos, el Centro Oncológico y el servicio de Radiología e Imágenes, consiste básicamente en diagnosticar en forma temprana y a tiempo esta enfermedad mediante una tomografía simple, de alta especificidad y sensibilidad, y a un costo conveniente.

Según explica el doctor Pedro Peña, médico broncopulmonar de Clínica Santa María y coordinador del programa, “este examen vendría siendo como el Papanicolau que se realizan las mujeres para prevenir el cáncer del cuello uterino. El Tac (Tomografía Accial Computarizada) consiste en un Scanner Helicoidal de Tórax de baja dosis que permite pesquisar nódulos tan pequeños, menores de 0.5 mm, que no son visibles en una Radiografía corriente y cuyo tratamiento resulta curativo”.

Con esta tomografía se distinguen los nódulos que podrían ser potenciales cánceres malignos, también llamados indeterminados, hacerles un seguimiento y no operar de inmediato.

Por su parte, el doctor Claudio Suárez, cirujano torácico de Clínica Santa María, asegura que “es evidente la necesidad de un sistema de diagnóstico precoz y las experiencias en este campo desde finales de los años 90 son optimistas. Gracias a este programa hemos podido detectar el cáncer bronquial en muchos pacientes, que de otra manera se habrían demorado años en darse cuenta de los nódulos malignos en su organismo”.

Este examen preventivo se realiza a los pacientes de alto riesgo de sufrir cáncer bronquial: mayores de 50 años y fumadores, ya que de 100 pacientes que sufren esta enfermedad, el 80% son fumadores.

Es así como hasta la fecha, se han operado cerca de 83 pacientes a los que se les detectó el cáncer precozmente y el 89% está hoy totalmente curado.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oncología.




Deja un comentario