Cómo combatir la hipersensibilidad dental


Quienes sufren de este doloroso problema pueden recurrir a diversas alternativas terapéuticas. Algunas consisten en medidas que deben ser adoptadas por el mismo paciente y otras en tratamientos aplicados por el odontólogo.

En algunas personas, tomar algo caliente, frío o ácido, por ejemplo, produce una desagradable sensación en los dientes, problema conocido como hipersensibilidad dental o dentinaria.

Las molestias pueden ir desde un dolor fugaz y leve, hasta uno intenso y prolongado, que se origina cuando la dentina (tejido ubicado entre el esmalte y la pulpa dental) es expuesta a estímulos térmicos, táctiles y/o químicos.

El doctor Diego Jiménez, odontólogo de Clínica Alemana, explica que se trata de una condición que afecta a parte importante de la población. “Existen estudios que indican una prevalencia de entre un 3 y 18%, siendo los grupos etarios más afectados los individuos entre 20 y 30 años”.

Las causas que la producen pueden ser variadas. Entre las más comunes están la pérdida de esmalte -ya sea por bruxismo, erosión, restauraciones defectuosas o caries, entre otras causas- y la recesión gingival, producto de enfermedad periodontal, mala técnica de cepillado, traumatismos o cirugía periodontal.

“El daño de la pieza dentaria y los tejidos periodontales provocado por un cepillado traumático (cepillo con filamentos muy duros, excesiva fuerza al aplicarlo, dentífricos con alto contenido de abrasivos, tal como el hidroxifosfato de calcio), es un factor muy importante en el origen de la hipersensibilidad dentinaria, ya que desgasta el esmalte, lo que a la larga provoca exposición dentinaria en mayor o menor grado. Esto se produce porque el roce de las cerdas del cepillo genera una fragmentación de los prismas del esmalte”, explica el especialista.

¿Qué hacer?
Existen diferentes medidas para combatir la hipersensibilidad dental. Una de ellas es poner especial atención en el cepillado. Es importante realizar una higiene bucal usando técnicas no traumáticas, tales como la utilización de un cepillo adecuado (blando, con cerdas de puntas redondeadas), eliminación de malos hábitos de cepillado y utilización de un dentífrico bajo en abrasivos (como muchos dentífricos para blanqueamiento).
Asimismo, aconseja evitar los alimentos ricos en ácidos, ya que producen una disolución progresiva del esmalte, por lo que se debe disminuir el consumo de productos como bebidas cola, vino, cítricos, entre otros. En este sentido, la higiene también es un factor muy importante, ya que la descomposición de los residuos de alimentos en la boca, aumenta la acidez del medio bucal.

En cuanto al uso de dentífricos y enjuagues bucales (colutorios), se recomienda el uso de productos ricos en flúor, que ayudan en el cierre y obliteración mecánica de los túbulos dentinarios, que puede ser aplicado por el paciente diariamente.

“También es clave que el odontólogo eduque al paciente en cuanto a las medidas preventivas y limitación del daño, enseñándole una correcta higiene bucal, utilización de elementos de higiene que no dañen los tejidos y supervisión de la dieta”, destaca el doctor Jiménez.

Además, existen una serie de productos indicados o aplicados por el odontólogo que pueden contribuir a eliminar la hipersensibilidad dental, como el fluoruro de sodio en cubetas. Otra alternativa es aplicar compuestos desensibilizantes, como el nitrato potásico.

También es posible la obliteración mecánica directa de la dentina expuesta mediante la aplicación de cementos como el vidrio ionómero o de agentes que disminuyen la permeabilidad dentinaria,

Existen además, mecanismos de desensibilización de la dentina con la aplicación de láser. Si bien esto produce una anestesia eficaz sobre el tejido sensible, la sintomatología reaparece al poco tiempo, por lo que se considera tan sólo un método paliativo temporal.

Estas son sólo algunas de las múltiples alternativas disponibles en la actualidad. Para saber cuál es la más indicada, se requiere una evaluación por parte del odontólogo, quien hará el diagnóstico y determinará cuál es el mejor tratamiento para cada caso.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Odontología.




Deja un comentario