CONOZCA LOS MÉTODOS DE REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR BÁSICA


Es una técnica que ayuda a reactivar el cese de las funciones vitales del organismo, como la respiración y actividad cardiaca. Aprenda como enfrentarse ante situaciones de emergencia.

Cuando una persona es afectada por alguna complicación pulmonar o cardiaca, es posible que inicialmente se comprometa el cerebro, debido a que no puede permanecer sin suministro de oxígeno. Si esto ocurre, pueden haber daños irreparables, por lo que conocer las técnicas básicas de reanimación es fundamental para ayudar en esta tarea.

– Métodos de Reanimación

Frente a situaciones de emergencia, el enfermero coordinador de Urgencias, Carlos Aguilera de Clínica Santa María propone los siguientes pasos:

Primer paso. Mire, escuche, sienta: mirar si se mueve el tórax, escuchar si respira y sentir flujo de aire.

Ante esto, abra la vía aérea y extienda la cabeza hacia atrás o eleve el mentón, lo cual permite abrir la vía aérea para que pase el flujo de aire. Si hay traumatismo realizar tracción de la mandíbula para evitar el movimiento cervical.

Si la persona recupera la respiración, póngala en posición lateral con la pierna recta sobre la cual se apoya y la que queda arriba flectada apoyando la rodilla en el suelo. Esto permitirá que la víctima pueda seguir respirando espontáneamente y que en caso de presentar vómitos, éste pueda fluir hacia fuera y no obstruir la vía aérea.

– Qué pasa cuando no respira

Tiene que hacer respiración boca a boca:

– Cerrar las fosas nasales, apretando la nariz con sus dedos.
– Sellar con sus labios el contacto boca a boca (si el paciente es un lactante, la boca del adulto debe cubrir la boca y nariz del pequeño).
– Realizar 2 respiraciones -insuflar y separarse, insuflar y separarse-.
– Mantener la cabeza inclinada hacia atrás.
– Palpar el pulso carotídeo con dos dedos -medio a índice- deslizándolos a un costado de la traquea entre cinco y diez segundos.

Si hay pulso, pero no se ha restablecido la respiración, continúe con 15 respiraciones por minuto en el adulto y 20 en niños o lactantes, con un flujo constante en un ritmo que seamos capaces de mantener y que no se agote la persona que está asistiendo al paciente. Después de 15 veces volver a evaluar.

– Qué hacer cuando no hay pulso

Esto puede significar que está frente a un paro cardíaco respiratorio, para lo que debe iniciar compresiones torácicas alternadas con respiraciones. Hacer 15 compresiones y detenerse para efectuar dos respiraciones. En un niño 5×1 y en un lactante 3×1.

Coloque dos dedos sobre la punta inferior del esternón en donde se une la línea de las costillas. Ponga dos dedos arriba de esa zona, ubique el talón de la mano diestra y apoyar la otra con la que debe entrecruzar los dedos y traccionar hacia atrás.

La posición debe ser de rodillas a un costado, perpendicular al eje del paciente en ángulo recto, ejerciendo el peso del cuerpo hacia la caja toráxica de la persona que recibe la ayuda. En adultos se debe hundir tres a cinco cms. de profundidad, y en niños dos a tres cms., y en lactantes uno a dos cms.

Esta maniobra debe hacerse en forma continua hasta que llegue el apoyo médico, ya que las posibilidades de sobre vida y minimizar daños irreparables aumentan enormemente cuando se hacen estas maniobras antes de que llegue ayuda especializada.

En tanto, cuando hay una obstrucción de la vía aérea por cuerpo extraño, tanto en niños como en adultos hay que hacer compresión abdominal que haga expulsar el cuerpo extraño. Pararse detrás del paciente, ubicar con el puño la boca del estómago que está entre el ombligo y el borde costal. Empuñar la mano, abrazar por atrás y ejercer una compresión fuerte y enérgica hacia atrás y adelante. Este movimiento se llama maniobra de Heimlich.

En las embarazadas u obesas se deben realizar compresiones torácicas. Se tienen que repetir las compresiones abdominales hasta que sean efectivas o la persona pierda el conocimiento.

Si no ha expulsado el cuerpo extraño, podemos apoyar la maniobra con golpes en la espalda, entre los omóplatos con la mano abierta y luego repetir la maniobra de Heimlich.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario