Corea de Sydenham o Baile de San Vito


Sinónimos
Corea Menor
Baile de San Vito
Corea Reumática

Causas – Etiología
Se trata de un trastorno del movimiento como consecuencia de una de las complicaciones inflamatorias de las infecciones por estreptococos y#61538;-hemolíticos del grupo A causantes de la fiebre reumática. La corea de Sydenham suele aparecer entre los seis y los quince años en pacientes con antecedentes reumáticos o cardiacos y es más frecuente en el sexo femenino; durante la adolescencia la población afectada está formada casi exclusivamente por mujeres.

Datos relevantes
La corea de Sydenham es uno de los signos principales de la fiebre reumática aguda pudiendo ser su único signo en algunos pacientes y constituye un criterio mayor en su diagnóstico. En un tercio de los casos aparece asociado a carditis reumática. Existe un intervalo asintomático, tras la infección estreptocócica y antes de la aparición de los síntomas, que puede durar hasta 12 meses, habitualmente la corea comienza cuando las demás manifestaciones clínicas y analíticas de la fiebre reumática vuelven a la normalidad. Es característico que pueda coincidir con la carditis (inflamación de las paredes del corazón), y que no lo haga con la artritis (inflamación de las articulaciones).

Clínicamente se caracteriza por la aparición de movimientos involuntarios, rápidos, no repetitivos, y sin propósito aparente, que desaparecen durante el sueño y que pueden afectar a cualquier grupo muscular, respetando a los músculos oculares; siendo los movimientos voluntarios bruscos y mal coordinados. El control de la motricidad fina llega a ser difícil y la escritura puede cambiar de forma importante. Se debe buscar asistencia médica si el niño desarrolla movimientos espasmódicos o incontrolables que sugieren esta enfermedad, especialmente si el niño ha tenido recientemente irritación de la garganta.

En los casos leves, los enfermos pueden tener sólo un aspecto torpe con pequeñas dificultades para vestirse y alimentarse.

La exploración neurológica no revela alteraciones de la fuerza muscular ni de la sensibilidad.

El cuadro puede durar unos 3 meses, aunque en ocasiones puede persistir entre 6 y 12 meses.

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, no existen alteraciones analíticas características, además de los signos de infección estreptocócica previa, cuya demostración no es siempre posible, y el electrocardiograma sólo muestra una arritmia (latido irregular del corazón) inespecífica.

Se suministran antibióticos para asegurar la erradicación de los estreptococos que son la causa de la fiebre reumática. Se puede prescribir un suministro continuo de antibióticos preventivos (profilaxis con antibióticos). Sin embargo, si en un lapso de 10 años no se ha presentado un nuevo ataque de fiebre reumática y el paciente no desarrolló cardiopatía, se podrá valorar la suspensión del mismo.
El cuidado de apoyo es necesario para controlar los síntomas de la corea de Sydenham y se recomienda el uso de sedantes en casos severos.

Especialidad médica que la trata
Pediatría, Medicina Interna

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario