CUIDÉMONOS DE LAS ALERGIAS


Polen de pasto, malezas y árboles en primavera, son los principales detonantes del aumento de las alergias durante esta época.

El Sistema Inmune está programado para eliminar y defendernos de agentes dañinos como bacterias, virus y hongos. Algunas sustancias que ingresan al organismo son inofensivas, por lo tanto son ignoradas por este sistema. En una persona alérgica, el Sistema Inmune confunde a las sustancias inofensivas –alergenos- con una dañina, respondiendo en forma exagerada con reacciones alérgicas.

La exposición al alérgeno o tener antecedentes familiares de alergia, son algunas de las causas de este mal que se manifiesta con congestión nasal, mucosidad como agua, lagrimeo de los ojos, estornudo y picazón de nariz, ojos y paladar.

“Las enfermedades alérgicas se producen porque el polen se introduce por los ojos y la nariz, induciendo la producción de anticuerpos específicos que se colocan en las células de los tejidos. Cuando el polen penetra en el organismo, se une a los anticuerpos y se liberan sustancias químicas como la histamina, responsables de la aparición de las reacciones alérgicas”, explica la Dra. María Angélica Marinovic, inmunóloga de Clínica Santa María.

Los alergenos más comunes son ácaros, cucarachas, pólenes, caspas de animales, esporas de hongos, alimentos, medicamentos, venenos de insectos y látex, los cuales son los responsables de las enfermedades alérgicas más frecuentes como la Dermatitis Atópica, Rinitis alérgica, Asma, Alergia a medicamentos, Urticaria, Angioedema y Anafilaxia.

Para prevenir y atenuar los síntomas de esta enfermedad, es importante que la persona esté en tratamiento antes que llegue la primavera. “Si comienza cuando las mucosas ya están inflamadas no va a tener la misma respuesta que si empezara cuando aún no lo están”, asegura la especialista.

– Tratamientos

Para combatir las alergias se utilizan diversos métodos. Uno de ellos son los antihistamínicos, que bloquean la acción de la histamina, sustancia química que se libera cuando la persona tiene contacto con el alérgeno que produce picazón, estornudos y mucha mucosidad.

Una segunda alternativa para tratar las alergias son los inhaladores nasales con corticoides, que se depositan en la nariz y ayudan a reducir la inflamación que se produce con la alergia. Y, finalmente, se utiliza la inmunoterapia, tratamiento que dura entre tres a cinco años y consiste en la administración del alergeno que produce la alergia en dosis cada vez mayores hasta llegar a un punto de mantención con el fin de inducir tolerancia a los alergenos, siendo el único tratamiento definitivo para las alergias como rinitis y asma.

La Dra. Marinovic afirma que “lo más importante es tratar las alergias y no dejarlas pasar. Las personas que no se cuidan pueden tener una mala calidad de vida, ya que si tiene la nariz tapada todo el día, respira y duerme mal, comienza con dolores de cabeza y despierta cansado en la mañana. Por lo tanto, esto puede alterar la vida diaria”.

Para evitar o disminuir las alergias, la especialista recomienda:

– Ventile la casa en la mañana por un tiempo moderado y no en la tarde, así evitará que el polen ingrese a su hogar.
– Cuando ande en auto lleve las ventanas cerradas.
– Después de haber realizado alguna actividad al aire libre, dúchese para sacar el polen que queda impregnado en la piel, ropa y pelo.
– Si va a correr utilice anteojos para impedir que el polen llegue a la conjuntiva –parte blanca del ojo-.
– Evite estar en contacto con los alergenos y pólenes.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario