CUIDÉMONOS DE LAS ALERGIAS EN PRIMAVERA


En primavera hay un aumento considerable de las alergias, debido a que el organismo reacciona frente a la aparición de los pólenes de pastos, malezas y árboles. Aprenda como cuidarse.

Alguna de las formas en que se manifiestan las alergias durante la primavera, frente a la presencia de los pólenes de pastos, malezas y árboles es con congestión nasal, mucosidad como agua, lagrimeo de los ojos, estornudo y picazón de nariz, ojos y paladar.

Para prevenir y atenuar los síntomas de las alergias, es importante que el tratamiento se realice antes que llegue la primavera. “Si comienza cuando las mucosas ya están inflamadas no va a tener la misma respuesta que si empezara cuando aún no lo están”, asegura la Dra. María Angélica Marinovic, inmunóloga de Clínica Santa María.

– Tratamientos

Para combatir las alergias se utilizan los antihistamínicos, que actúan bloqueando la acción de la histamina -sustancia química que se libera cuando tenemos contacto con el alérgeno que nos produce picazón, estornudos y mucha mucosidad-.

Otra manera de mejorar las alergias son los inhaladores nasales con corticoides que se depositan en la nariz y que ayudan a reducir la inflamación que se produce con la alergia.

Finalmente está la inmunoterapia, tratamiento que dura entre tres a cinco años y consiste en la administración del mismo alergeno –que produce la alergia- en dosis cada vez mayores hasta llegar a una dosis de mantención.

“Lo más importante es tratar las alergias y no dejarlas pasar. Quienes no se cuidan tienen una mala calidad de vida, tanto niños como adultos. Si tienes la nariz tapada todo el día, respiras y duermes mal, tienes dolor de cabeza y despiertas cansado en la mañana, altera tu vida diaria”, explica la Dra. Marinovic.

Para evitar o disminuir las alergias, la especialista recomienda:

– Ventilar la casa en la mañana, no en la tarde y un rato corto para que no entre el polen.
– Cuando ande en auto, lleve las ventanas cerradas.
– Si está al aire libre, llegue a ducharse para sacar el polen que queda impregnado en la piel, ropa y pelo.
– Si va a correr, utilice anteojos para evitar que el polen llegue a la conjuntiva –parte blanca del ojo-.

Para conocer los motivos de su alergia, se puede realizar un test cutáneo que evalúa los pólenes más frecuentes. Con eso se puede saber a qué es alérgico y comenzar un tratamiento adecuado.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario