CUMPLAMOS CON LOS CONTROLES DEL NIÑO SANO


CUMPLAMOS CON LOS CONTROLES DEL NIÑO SANO
Muchas veces pueden parecer innecesarios porque vemos que nuestros hijos están sanos. Sin embargo, es aconsejable que sigan con sus chequeos médicos periódicamente para anticiparse a cualquier problema.

La Pediatría surgió hace más de un siglo como respuesta a la necesidad de comprender los problemas de la salud de los niños; que difieren de los del adulto en cuanto a sus patologías y reacciones.

De esta forma, el control del niño sano constituye uno de los principales instrumentos para disminuir la mortalidad en los distintos grupos etáreos. Además de ser una gran herramienta para detectar patologías subyacentes; que de no ser tratadas, pueden afectar seriamente el desarrollo físico y mental de un niño.

El Dr. Ricardo Reinoso, pediatra de Clínica Santa María, señala que “a menor edad, mayor debe ser el número de chequeos médicos. El primer año de vida es el más importante en el desarrollo de un niño porque hay un crecimiento exuberante; no sólo en el ámbito somático o intelectual, sino también en el orgánico, siendo el cerebro uno de los que más se desarrolla. Por eso hay que mantener un control constante y supervisar que estos procesos se vayan sucediendo”.

A medida que el infante crece, los controles comienzan a espaciarse hasta la edad preescolar, escolar y adolescente; cuando se recomienda disminuir la frecuencia y realizar entre uno y dos controles anuales.

“Los chequeos médicos deben seguir en el tiempo, porque aunque un niño haya estado siempre sano, hay patologías que no se detectan hasta que llegan a una determinada edad. Por ejemplo, en el periodo de recién nacido y lactante no es posible reconocer algunos problemas oculares, como vicios de refracción, miopía e hipermetropía. En estos casos, hay esperar a que se encuentren en edad preescolar para diagnosticar lo que tienen. Lo mismo pasa con las patologías del aparato locomotor, la escoliosis, el pie plano, problemas conductuales y de aprendizaje”, señala el pediatra.

Es importante que lleve a su hijo a los controles estipulados. De lo contrario, si existe alguna enfermedad y no es tratada a tiempo, puede acentuarse. De esta forma, si el problema tenía en un principio una solución correctiva simple, después puede ser que requiera de un procedimiento de mayor impacto para solucionarlo.

La desnutrición, el hipotiroidismo, las enfermedades metabólicas, las cardiopatías, la sordera, los problemas oculares y la displasia de caderas son algunas enfermedades que si no son detectadas en forma precoz pueden llevar a un daño irreversible.

Por eso se aconseja a los padres que consulten por cualquier hecho que les parezca fuera de lo normal. “Muchas veces no se tendrá la respuesta inmediata o precisa, pero siempre lograremos identificar lo que le está sucediendo; ya sea a través de la realización de exámenes o solicitando la opinión de otro especialista que nos ayude a resolver la duda”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




2 Responses to “CUMPLAMOS CON LOS CONTROLES DEL NIÑO SANO”

  1. pili Dice:

    vayanse al verga


  2. pili Dice:

    vayanse ala verga


Deja un comentario