De vuelta al trabajo: Cómo mantener la lactancia materna


La reincorporación a la vida laboral luego de un periodo de postnatal no debe ser obstáculo para que los niños no sigan tomando leche materna, de hecho en algunos países de Europa, hasta el 90% de los niños de un año de edad sigue mamando de su madre.

El regreso a la vida laboral por parte de las madres es una tarea que podría resultar compleja, sobre todo para las que estaban acostumbradas a pasar todo el día junto a su guagua y satisfacer todas sus necesidades, principalmente cuando surge la duda sobre si podrá seguir alimentando a su hijo con leche materna.

Los especialistas recomiendan que la lactancia materna se prolongue hasta los seis meses, ya que aporta inmunoglobulinas, las cuales protegen al niño de infecciones digestivas y respiratorias; también presenta un factor de crecimiento para el intestino, por lo que previene alergias alimentarias futuras. En materia nutricional, posee una excelente calidad de proteínas y grasas para el desarrollo neurológico de los niños.

Con el fin de promover la lactancia materna, en 2006, Clínica Alemana fue acreditada por la UNICEF como Hospital Amigo del Niño y la Madre. Ya desde el 2004 comenzó a apoyar a las madres después del momento del alta a través de la “Clínica de Apoyo a Lactancia”, donde las mamás que presentan alguna dificultad en el amamantamiento son evaluadas por un profesional experto en el tema para orientarlas frente a sus dudas. “Uno de los mayores cuestionamientos que tienen las madres que llegan acá es el de la vuelta al trabajo”, comenta la enfermera Claudia Álvarez, encargada de esta área de Clínica Alemana.

Ante esta preocupación, la doctora Luisa Schonhaut, pediatra de Clínica Alemana, explica que cuando la mamá tiene que retomar sus actividades laborales o estar ausente algunas horas, puede seguir alimentando a su guagua exclusivamente con leche materna. “Una muy buena alternativa es que se la extraiga y la vaya almacenando”.

Antes que comience el periodo de ausencia de la mamá, es recomendable que ésta delegue la alimentación a quien se encargará del cuidado del niño en la casa o en la sala cuna, de forma que madre e hijo se vayan acostumbrando a esta nueva manera de relación y alimentación por mamadera con leche materna extraída.

Duración de la leche materna según el tipo de conservación

A temperatura ambienta:
12 horas
– En refrigerador:
3-5 días
– En congelador dentro del refrigerador:
14 días
– En congelador separado del refrigerado:
3 meses

Si se desea congelar la leche se deben tomar algunas precauciones:

– Se debe etiquetar la fecha cuando se guardó.
– No ponerla en la puerta del congelador porque de esta forma podría perder la cadena de frío.
– Congelar sólo aquella leche que no ha tenido contacto con la saliva de la guagua.
– A la hora de descongelarla, la noche anterior se debe primero bajar al refrigerador y luego calentarla sólo a “baño maría”, con agua tibia, nunca caliente porque el calor excesivo destruye proteínas y enzimas.
– Nunca calentar en microondas porque la leche pierde sus propiedades naturales.
– Si la va a usar dentro de los próximos cuatro días a la extracción, sólo se debe poner en el refrigerador, no es necesario congelar.

Para mantener la producción de leche la doctora Luisa Schonhaut recomienda que una alternativa es extraérsela también en el trabajo, guardarla en un refrigerador y luego transportarla de vuelta a la casa en un cooler para que no pierda la cadena de frío.

Leche materna extraída
Cuando ya se sabe que la guagua no podrá ser alimentada por su madre durante todo el día, hay que comenzar a buscar y escoger una mamadera adecuada.

El chupete debe ser de silicona, blando y de un largo adecuado a la edad. Los orificios tienen que permitir una salida fácil de la leche cuando el niño succiona y eso también depende de la edad. Por lo general, los fabricantes tienen chupetes adecuados para cada etapa.

A la hora de alimentarlos, se recomienda buscar una posición en la cual el niño quede de manera vertical y erguido, como por ejemplo darle la mamadera “a caballito” y de esta forma se evitará que traguen aire y padezcan dolor de guatita.

¿Cuándo hay que dejar la leche materna?
Según la Organización Mundial de la Salud, lo ideal es hasta los seis meses. Luego de ese periodo se debe introducir la alimentación complementaria y prolongarla hasta los dos años de vida del niño.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario