Detección precoz de cáncer colorrectal


El envejecimiento de la población y los cambios en la alimentación y la práctica de ejercicio han aumentado de forma alarmante el riesgo de desarrollar este tumor

En España, sólo tres comunidades autónomas (Murcia, Cataluña y Valencia) disponen de un programa de cribado del cáncer colorrectal. Son pocas si se tiene en cuenta que en todo el país se detectan cada año cerca de 25.000 nuevos casos de este tipo de tumor. Además, constituye la segunda causa de fallecimiento por cáncer, tanto en hombres como en mujeres.

La Estrategia Nacional del Cáncer, aprobada por el Consejo Interterritorial en el 2006, recomendaba ya entonces la implantación del cribado del cáncer colorrectal en todo el Sistema Nacional de Salud. De manera más reciente, se ha dado luz verde a una actualización de la estrategia en la que se insiste, y mucho, en las maniobras preventivas de este tumor, así como de los demás cánceres relacionados con el hábito tabáquico y la dieta. Otro de los objetivos que establece la nueva estrategia es extender de forma progresiva esta criba a todos los hombres y mujeres entre 50 y 69 años.

Sensibilización
“Pese a todos estos movimientos, aún es preciso insistir y sensibilizar más acerca de este problema y promocionar unos estilos de vida saludables que prevengan la aparición de este tumor”, asegura Mercè Marzo, en el marco de las Jornadas de Actualización en Medicina de Familia organizadas por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC. “Además, como médicos de familia, ocupamos un lugar estratégico para la prevención y detección precoz”.

Marzo insiste en que el cáncer colorrectal cumple las condiciones necesarias para que sea adecuado para programas de cribado, ya que se conoce su historia natural, se dispone de pruebas y métodos diagnósticos con eficacia demostrada que son válidos para la población sana y que no suponen ningún riesgo y, por otra parte, la evidencia señala que el tratamiento en fases precoces mejora el pronóstico de la enfermedad.

“El tratamiento en fases precoces mejora el pronóstico de la enfermedad”
Con el fin de divulgar la importancia del tumor colorrectal, sociedades científicas y organizaciones no gubernamentales persiguen unir esfuerzos para constituir una Alianza para la Prevención del Cáncer de Colon en España. Esta alianza trabaja para impulsar la celebración de diferentes actos a lo largo del mes de marzo, que coinciden con el Día de la prevención del cáncer colorrectal, que se celebrará el 31 de marzo.

Murcia, un caso
En la comunidad murciana, según datos de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, la incidencia de cáncer colorrectal en 2002 fue de 1.007 casos. En los últimos años, sin embargo, dado el envejecimiento creciente de la población y los cambios en hábitos alimenticios o sedentarios, el riesgo de desarrollar este tumor ha aumentado de forma alarmante.

Juan de Dios González, presidente de la SMUMFYC, asume que la detección precoz constituye la mejor herramienta para reducir la mortalidad de este cáncer. “Desde la consulta se recomienda a las personas mayores de 50 años, el principal grupo de riesgo, que lleven a cabo un análisis de presencia de sangre en heces sugestivo de enfermedad”. Mediante esta prueba, y en caso de detectar sangre, el médico puede requerir la práctica de una endoscopia o una colonoscopia para explorar mejor el intestino. Gracias al programa de cribado puesto en marcha para toda la comunidad, el tiempo de espera de una prueba a otra se ha reducido de 3 meses a 15 días.

Genes y alimentación
En el desarrollo del cáncer de colon intervienen diversos factores que van desde la predisposición genética hasta la interacción ambiental de determinados carcinógenos químicos, sustancias incluidas en la dieta que pueden favorecer o inhibir la aparición de este tumor. De hecho, se sabe que algunos cambios en los hábitos de vida pueden ayudar a prevenir el cáncer colorrectal: seguir una dieta rica en frutas y verduras, pobre en grasas saturadas y evitar el sobrepeso, no fumar y practicar algún tipo de ejercicio físico con asiduidad.

La población mayor de cincuenta años constituye un colectivo especial de riesgo ante esta patología, por lo que los expertos insisten en la importancia de llegar a un diagnóstico precoz y tomar medidas desde bien temprano. Para ello -subraya este especialista- es preciso concienciar a la población de la importancia de acudir al médico ante determinados síntomas, como los cambios en cuanto a regularidad de las deposiciones, presencia de sangre en heces, dolores abdominales intensos o la pérdida súbita de peso. Si se detecta este tumor en un estadio incipiente, se puede extirpar sin demasiadas complicaciones.

UNA GUÍA OPORTUNA

Para el Día de la prevención del cáncer colorrectal en España, previsto para el próximo 31 de marzo, la semFYC tiene previsto actualizar una guía de práctica clínica para la prevención de cáncer colorrectal. Lo hace a través del Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud elaborado en su día junto con la Asociación Española de Gastroenterología (AEG). En este documento se proponen una serie de recomendaciones y estrategias preventivas, diagnósticas y terapéuticas frente al cáncer colorrectal que faciliten la toma de decisiones, tanto para los profesionales sanitarios como para los pacientes.

Esta guía pretende disminuir la variabilidad de la práctica clínica y poner a disposición de los facultativos un referente consensuado y puesto al día. A pesar de todo, no hay respuestas para todas las cuestiones que se plantean en la práctica diaria y la decisión final siempre va a depender de cada paciente, sus circunstancias y sus valores y preferencias. Ahora bien, la herramienta formulada junto con los programas de diagnóstico rápido del cáncer colorrectal son un buen modo de asegurar que los pacientes con sospecha de cáncer colorrectal puedan ser atendidos en un breve periodo de tiempo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oncología.




Deja un comentario