DOLOR DE CABEZA: ¿QUÉ DEBO SABER Y HACER?


El dolor de cabeza o cefalea es un síntoma muy molesto y causa común de consulta médica, que puede afectar a niños y personas mayores. Es un síntoma de difícil exploración que puede estar relacionado tanto con cuadros leves como graves, y debe ser evaluado por un especialista en neurología.

La cefalea tiene diversas causas y se clasifican en:

• Cefaleas primarias: son aquellas en que no se identifica una causa que produce el dolor y en general no tienen consecuencias graves para la salud del individuo. Entre éstas están la migraña o jaqueca, la cefalea tensional y algunas neuralgias.

• Cefaleas secundarias: son causadas por una enfermedad y el dolor de cabeza es sólo un síntoma. Entre éstas se encuentran: tumores cerebrales, meningitis, accidentes vasculares, aneurisma roto, etc.

Las cefaleas primarias son las más frecuentes y causa recurrente de consulta a neurólogos. Las dos más habituales son:

• Cefalea tensional: es el dolor de cabeza más frecuente y se debe, en parte, a tensión de los músculos del cuello y hombros que se irradia a la cabeza, especialmente a las regiones posteriores y frontales. Puede ser desencadenado por estrés, cansancio, esfuerzo excesivo y posturas incorrectas. Puede durar varios días y en general se acompaña de otros síntomas como:
– Dolor en el cuello y de la base del cráneo
– Bruxismo (apretar o hacer rechinar los dientes de día o de noche)
– Fatiga y cansancio
– Tensión ocular
– Baja de ánimo
– Insomnio

En este tipo de cefalea es muy importante identificar la causa y descartar otras enfermedades para poder realizar un tratamiento exitoso. En el tratamiento se utilizan relajantes musculares, hipnóticos y analgésicos.

•Migraña o Jaqueca: puede comenzar en la infancia o adolescencia. Generalmente produce mayor dolor en una mitad de la cabeza o alrededor de un ojo, sin embargo, también puede ser bilateral. Es ocasional, puede durar horas e incluso días y se asocia a antecedentes familiares. Entre los síntomas que pueden acompañar al dolor están:
– Náuseas y vómitos
– Visión borrosa y otras alteraciones visuales
– Intolerancia a la luz y ruidos intensos

La migraña puede desencadenarse por el consumo de alcohol, algunos alimentos, tabaco, cambios hormonales, saltarse las comidas, abuso de medicamentos antimigrañosos, estrés, insomnio, ejercicio, entre otros.

Ante una crisis de migraña se recomienda recostarse en una habitación oscura y silenciosa. El tratamiento con medicamentos comprende el uso de analgésicos, antijaquecosos y algunos medicamentos que pueden prevenirlas exitosamente.

Lo más importante en el manejo y tratamiento del dolor de cabeza es descartar que ésta sea una cefalea secundaria, es decir, que la cefalea sea un síntoma de una enfermedad más complicada que perjudique la salud de la persona. Para esto se requiere que un neurólogo evalúe el dolor, síntomas y signos que lo acompañan.

Existen algunos signos que deben alarmar al paciente y motivar una consulta neurológica. Entre ellos se encuentran:
– Dolores de cabeza en una persona que antes no sufría de cefaleas
– Cefalea de inicio brusco y de alta intensidad
– Cefalea con fiebre
– Cefalea tras golpes en la cabeza
– Cefalea persistente, que no cede con el uso de analgésicos
– Cambio del tipo de dolor si la persona ya sufría de cefalea
– Cefalea asociada a vómitos
– Si además del dolor presenta visión borrosa o falta de visión, hormigueo, dolor de cuello, mareos, debilidad de extremidades, dificultad para hablar o permanecer despierto, entre otros.

Existen algunos casos y especialmente aquellos acompañados de algún signo de alarma en que no debe demorarse la atención. Si tras evaluar y solicitar los estudios pertinentes se identifica la causa de la cefalea, su neurólogo iniciará rápidamente el tratamiento y las medidas preventivas.

Clínica Santa María es la única clínica con un especialista en neurología en el servicio de Urgencia las 24 horas para resolver enfermedades neurológicas sin demora.

Algunos conceptos para recordar:
• Las cefaleas pueden ser primarias (sin causa identificable) y secundarias (la cefalea es un síntoma de otra enfermedad)
• Siempre debe intentarse establecer la causa de la cefalea
• Existen síntomas que debe recordar y llevar a consultar
• Las cefaleas pueden tratarse y prevenirse

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Neurología.




Deja un comentario