Dolor de cabeza, migraña o jaquecas


Dolor de cabeza intenso, generalmente en un lado, que se suele acompañar de náuseas, debilidad y problemas de visión.
Cada episodio puede durar desde 2 hasta 48 horas.
Es más común en mujeres.

Los dolores de cabeza pueden tener muchas causas, aquí nos centraremos en los idiopáticos o sin causa subyacente específica.
De entre estos (cefaleas en racimo, jaquecas y migrañas), por su frecuencia nos ceñiremos a estas últimas.

Causas del dolor de cabeza

La causa exacta es desconocida.

Parece estar relacionada con los mecanismos de neurtransmisión cerebral y los cambios en los flujos sanguíneos.

Hay mecanismos desencadenantes como:

Síntomas

Varían de persona a persona, pero existe un «aura» que precede al ataque, en el que se afecta la vista, el olfato o la audición, siendo siempre la misma en cada paciente.
El dolor se establece progresivamente y es intenso en un lado de la cabeza.
Puede provocar náuseas y vómito.

Factores de riesgo

Prevención

Reducir estrés.
Algunas medicaciones reducen los síntomas e incluso previenen los ataques.

Diagnóstico

El diagnóstico es clínico, tras realizar análisis de sangre y T.A.C. cerebral, E.E.G., entre otras, para descartar causas subyacentes.

Tratamiento

Posibles complicaciones

Migraña de más de 72 horas, que conduce a deshidratación e inflamación cerebral.

Pronóstico

Los síntomas se controlan con el tratamiento.
La duración de los ataques suele disminuir en el tiempo.

Jaqueca: Dolores que llegan sin aviso

Provocado generalmente por un factor genético, un 10% de la población, especialmente mujeres, sufre estos constantes dolores de cabeza que comienzan recién a disminuir a medida que aumenta la edad.

Es una enfermedad de tipo crónica -para toda la vida- que se manifiesta con repentinos y fuertes dolores de cabeza. Sin embargo, no es sinónimo de una padecimiento grave ni menos de un trastorno que produzca invalidez.

La intensidad del dolor no es lo que distingue a una persona jaquecosa, sino más bien las características que se manifiestan en ellas. Las molestias son de carácter periódico y hemicraneo- duele en un lado-, son pulsátil y su intensidad en un comienzo es leve y finaliza en fuertes malestares. Además produce nauseas, vómitos y una sensación de malestar tanto a la luz- fonofobia- como a los sonidos- sonofobia-.

El Dr. Walter Feuerhake, jefe del Servicio de Neurología de Clínica Santa María, asegura que “algunas jaquecas tienen Aura, es decir, manifestaciones previas al dolor que presenta síntomas como la pérdida de la visión, sensación de adormecimiento de la cara, del brazo o trastornos de lenguaje”.

Si bien las causas de la jaqueca se desconocen, existen varios desencadenantes que la producen. Entre ellos está “el estrés, exceso de alcohol, trastornos en el sueño, cigarro, alimentos como el chocolate, pasas, almendras, nueces, embutidos. Además la luz muy fuerte, ayuno y fatiga”, afirma el especialista.

Existen medidas generales de prevención, que permite que las personas controlen los dolores dependiendo de las molestias que quieren mejorar. El Dr. explica que para quitar las dolencias “la profilaxis evita las jaquecas diarias, por lo tanto se debe tomar remedios todos los días con el objetivo de prevenirla. Así también están los tratamientos paliativos y curativos que se aplican durante la crisis”.

Si sus dolores de cabeza no son constantes, utilice analgésicos solamente cuando sea necesario.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja una respuesta