Ejercicios al aire libre: Las ventajas del trekking


Antes de partir, hay que considerar el estado físico de cada uno y las condiciones climáticas.

Para quienes quieran hacer un buen ejercicio al aire libre, el trekking es una excelente alternativa. No sólo es una actividad física, sino que también sirve para despejarse, disfrutar del medio ambiente y pasarlo bien en familia o con un grupo de amigos.

El trekking consiste en realizar largas caminatas a campo traviesa, principalmente, en cerros. Lo pueden practicar personas de cualquier edad, ya que es posible dedicarle sólo algunas horas o varios días, y elegir diferentes terrenos y niveles de dificultad, según quien lo practique.

Sin embargo, cada uno debe ser consciente de su estado físico al determinar el lugar y la duración de la caminata, considerando que para que el trekking sea una actividad física eficiente, lo mejor es llevar un ritmo constante. No hay que olvidar la vuelta, que aunque sea en bajada, también puede implicar dificultades y bastante tiempo. Asimismo, hay que tomar en cuenta las condiciones climáticas antes de partir y calcular más tiempo de demora, para evitar caminar de noche.

En cuanto a los beneficios, el doctor Gonzalo Fernández, deportólogo de Clínica Alemana, afirma que “es un deporte principalmente aeróbico, por lo que ayuda a mejorar la condición cardiovascular de las personas que lo practican, además de ser de gran ayuda para mantener un peso adecuado y un estado de salud apropiado”.

Agrega que psicológicamente también presenta efectos positivos, ya que al realizarse en contacto directo con la naturaleza, produce una disminución en los niveles de estrés y ansiedad; además, estimula la autosuperación y el trabajo en equipo cuando se practica acompañado.
El especialista advierte que hay que evitar caminar bajo el sol en las horas de mayor radiación, es decir, entre las 12:00 y 15:00 horas, y no seguir por rutas no habilitadas o zonas donde exista riesgo de sufrir caídas de altura.

¿Qué ropa se necesita?
Aunque sólo consiste en caminar, es recomendable hacerlo con el equipo indicado para evitar lesiones y malos ratos. Es aconsejable usar:
– Zapatillas para montañismo
– Ropa adecuada a la temperatura. Es bueno usar varias capas para ir sacándoselas a medida que aumenta el calor.
– Ponerse sombrero, anteojos de sol y protector solar. Llevar repelente si hay insectos.

¿Qué alimentos hay que llevar?
-Botellas de agua (idealmente, dos litros por persona) y, si se va a practicar varios días, bebidas isotónicas que permiten mantener niveles adecuados de hidratación, minerales y glucosa.
-Comida rica en hidratos de carbono, como frutas, barras de cereales, lácteos y sandwiches.

¿Qué instrumentos hay que llevar?
Mochila y botiquín
Mapa
Linterna, fósforos, cortaplumas y brújula
Hay algunos instrumentos, como bastones de apoyo específicos para trekking, que pueden ayudar en terrenos irregulares.

*Es muy importante avisar a la autoridad respectiva sobre la ruta que se va a seguir.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicina Deportiva.




Deja un comentario