EL REGRESO A CLASES


Se termina el verano y se acerca la vuelta a clases, un momento tan esperado por muchos, pero angustiante para otros.

Para algunos niños es el comienzo de unas “segundas vacaciones”, donde podrán jugar, conocer a nuevos amigos, realizar actividades recreativas y deporte. Sin embargo, para los más chicos, tener que interactuar con personas que no conocen, pasar mucho tiempo en las salas de clases y dejar a sus padres, llega a ser algo muy atemorizante. Esto se debe a que asocian la separación con la pérdida y algunos sienten que si están solos en el colegio sus padres no volverán.

“En el caso de los niños que están en kinder o comenzando la enseñanza básica ocurre todo lo contrario. Van con mucho entusiasmo y expectativas, quieren ir al colegio, reencontrarse con sus amigos, jugar y aprender. Esta es una etapa de madurez en el vínculo social, ellos no sufren algún grado de angustia, disfrutan la vuelta al año escolar. Distinto ocurre con un niño más introvertido o que lo ha pasado mal por situaciones difíciles, ya que podría despertar un poco de ansiedad, al sentir que va a volver a un espacio incómodo”, explica Juan Pablo Westphal, Psicólogo de Clínica Santa María.

Adaptarse a un cambio de rutina es difícil para cualquier niño, pero el entrar al colegio no sólo se torna complejo para ellos, sino que para los padres también. El retorno a clases no sólo significa el comienzo de un nuevo año académico, además es un desafío para la familia dejar al niño crecer y enfrentar el mundo por sí solo.

– ¿Cómo se logra que este nuevo camino empiece positivamente?

Es importante acostumbrar al menor a su cambio de horario semanas antes de entrar a clases, retomar las tareas, comprar el uniforme en conjunto y preparar los materiales. En ese periodo se recomienda explicarle lo que vivirá, enfatizando los aspectos positivos que tiene el colegio, como conocer nuevos amigos, aprender o jugar. De esta manera se sentirá seguro y motivado para asistir. En el caso contrario, cuando se advierten excesivamente las precauciones que debe tener en el colegio, se sentirá inseguro y con temor, por lo que no querrá ir.

“Visitar el colegio junto al menor antes del inicio de clases, mostrarle los lugares, el patio, las salas de clases, es una buena manera de acercarlo a la escuela y que no sienta que es un lugar completamente desconocido para ellos”, señala el especialista.

Cuando llega el minuto de dejar al niño con las profesoras y despedirse, es importante que sea un proceso rápido, pues de lo contrario, mayor angustia le causará el dejar a sus padres por varias horas. A menudo los menores que están en Pre Kinder y Playgroup, suelen llorar durante un rato, en ese caso pueden acompañarlo más tiempo. También es necesario acudir a un profesional cuando la molestia por asistir al colegio se torna en una angustia y estrés intenso, sobretodo en el caso de los niños que están en enseñanza básica. Aunque tengan poca edad, escucharlos y brindarles apoyo suficiente puede ayudar en el proceso.

Lograr que sus hijos se sientan seguros de sí mismos repercutirá positivamente en su conducta, tendrá confianza y el valor para desenvolverse con sus compañeros, ir al baño solo y participar de las actividades. “Reforzar sus cualidades y resaltar que tiene la capacidad para ser un buen alumno será beneficioso para él. Hay que recordar que es una experiencia nueva para ellos y deben aprender a sobrellevarla. En general, tienen el nivel social muy desarrollado, y es óptimo estimular la iniciativa de ellos, pues tienen ganas y entusiasmo por realizar cosas y aprender. Desarrollar hábitos y reforzar esa cualidad de iniciativa repercutirá positivamente en el rendimiento y conducta escolar”, concluye el psicólogo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




One Response to “EL REGRESO A CLASES”

  1. Baby ReiiniithaA Dice:

    Bueno!! Yo soi una chica bueno les cuento YO SOI AGRESIVA CON LAS PERSONAS BUENO KIERO SER UNA CHICA MAS DULCE KIERO SER MAS LISTA ESPERO CAMBIAR EN TODOS LOS ASPECTOS BUENO GRAXIIAS POR LAS MOLESTIAS BYE


Deja un comentario